Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico

Si desgraciadamente ha sufrido un accidente de tráfico, es posible que pueda reclamar una cuantía como indemnización por las lesiones sufridas. Sin embargo, calcular dicha indemnización no es tarea fácil.

La ley por la que se rigen las indemnizaciones por accidente de tráfico es la Ley 35/ 2015 de 22 de septiembre de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Sin embargo, esta ley sobre la responsabilidad civil ha sufrido modificaciones en algunos de sus artículos en el año 2018, que incorpora algunos cambios en los baremos para el cálculo de la indemnización.

Trataremos entonces de aclarar cuales son estas novedades en los baremos, para saber qué cantidad nos corresponde. Debemos tener presente que en el cálculo de las indemnizaciones intervienen muchos factores, que pueden ser muy diferentes en cada caso particular. Además, en muchas ocasiones, las aseguradoras llegan a pactos entre ellas y no te ofrecen la cuantía que te corresponde

Por ello debemos ponernos en manos de un abogado especialista en responsabilidad civil y accidentes que calcule y reclame la cuantía exacta que nos corresponde por los daños del accidente.

¿Cómo se calcula una indemnización por accidente de trafico?

 

Los accidentes de circulación son los típicos casos donde se aplica el principio derivado del Derecho Romano de “Restitutio in integrum”, es decir, restituir de forma íntegra un daño.

Pero por desgracia las lesiones físicas no pueden restituirse de una forma íntegra como se haría por ejemplo con el vehículo dañado. Por ello incluye el principio de vertebración del daño, separando los daños patrimoniales y no patrimoniales

Esta modificación de la ley incluye, además, el principio de reparación íntegra del daño, que incluye varemos en función a aspecto no restituibles, como pueden ser las secuelas y la pérdida de la calidad de vida por el daño causado.

Para calcular la cuantía de la indemnización por lesiones físicas debemos tener en cuenta un baremo médico que funciona con relación a un sistema de puntos. Para ello es imprescindible toda la documentación médica. Teniendo en cuenta este baremo se irán sumando puntos en función a los daños causados y las diferentes partes del cuerpo donde se encuentren las lesiones.

 

¿Qué debemos tener en cuenta para calcular la indemnización?

 

Debemos tener en cuenta todos los factores que intervienen a la hora de calcular la indemnización por accidente de tráfico:

Incapacidad permanente

Se considera incapacidad permanente a todas aquellas lesiones, incapacidades o trastornos permanentes causados por el accidente que no hayan podido ser curados tras la rehabilitación. La incapacidad permanente es el factor que más puntos suma al baremo, que puede ir en función de la edad y de la gravedad de la lesión.

Incapacidad temporal

La gravedad de la incapacidad temporal irá en función del daño y tiempo de rehabilitación necesaria para la rehabilitación total. En función a la gravedad pueden clasificarse estos perjuicios particulares como muy graves, graves, moderados y básicos. Estos daños y días de hospitalización puntuarán de más a menos en el sistema de puntos del baremo médico.

Intervenciones quirúrgicas

Se tienen también en cuenta todas las intervenciones quirúrgicas por las que tiene que pasar el afectado, así como todos los perjuicios personales causados a raíz de estas.

Secuelas psicológicas

Son daños que aparentemente son más difícil de demostrar, aunque suelen estar presentes en lesionados muy graves, graves y moderados. Por ello es imprescindible toda la documentación del reconocimiento psicológico.

Perjuicio estético

Las valoraciones por daños estéticos se valoran de forma independiente al resto de trastornos. Pueden ser cicatrices, quemaduras, marcas… y se valorará en función a la tamaño y visibilidad del daño estético.

 

Caso Típico. Indemnización por latigazo cervical.

 

Una de las lesiones mas frecuentes en accidentes de tráficos es el esguince cervical o popularmente conocido como latigazo cervical. Se conoce con este nombre por el brusco movimiento hacia adelante y hacia atrás que realiza el cuello debido al impacto (parecido al movimiento de un látigo). Se somete a la columna vertebral, sobre todo en la parte del cuello a un movimiento fuera de su rango normal.

Los síntomas del latigazo cervical pueden ser: dolor de cuello o cervicalgia, dolor o molestias en los hombros, brazos y espada, contracturas, dolores de cabeza, mareos…

La indemnización por latigazo cervical irá en función a todos los días que haya necesitado la persona de rehabilitación para la cura del esguince. Se tiene en cuenta los tipos de días por los que ha tenido que pasar el afectado clasificándose en:

Días de perjuicio muy graves: Días en los que el afectado pierde la autonomía de movimiento para realizar actividades básicas. Por ejemplo: días de Ingreso en el hospital en unidades de cuidados intensivos UCI.

Días de perjuicio graves: Días en los que el afectado pierde la autonomía de movimiento temporal para realizar algunas actividades básicas. Por ejemplo: días de ingreso hospitalario en planta.

Días moderados: Días en los que el afectado no puede realizar algunas actividades específicas de su vida personal. Por ejemplo: días que no puede desarrollar su actividad laboral.

Días básicos: Resto de días hasta la total curación o fin de la rehabilitación del afectado.

Se tendrán en cuenta cada tipo de día que pase el afectado para su recuperación, puntuará de más a menos en el baremo según la gravedad de los días. Además, se indemnizará por todos las posibles secuelas físicas y psicológicas que padezca, así como gastos farmacéuticos o terapéuticos.

 

Lamentablemente, es muy común en este tipo de casos problemas con el resto de afectados en el accidente y con las aseguradoras. Por ello es muy importante contactar con un abogado especializado en derecho civil que nos asesore para que la indemnización por accidente de tráfico que recibamos sea la adecuada en función a nuestros daños.

Blog

Diferencia entre Heredero y Legatario

A la hora de redactar un testamento, debemos tener muy en cuenta de qué forma se instituye a la persona que se le van a dejar todos o parte de los bienes. De la misma manera, a la hora de la lectura de un testamento, debemos tener claro qué titularidad nos ha otorgado el testador,

Leer más »

Diferencia entre custodia y patria potestad

Cuando una pareja decide separarse o divorciarse, se comienza un proceso donde las dudas pueden surgir debido a la terminología jurídica tan específica que se utiliza. Por ejemplo, la vía por la que se llevará el proceso de divorcio, en qué se diferencia un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso. En este caso,

Leer más »
Photo de Negocios creado por freepik

Cómo saber si mi hipoteca está titulizada

En España, la compra de vivienda siempre ha estado a la orden del día. Actualmente sigue siendo uno de los países de la Unión Europea con mayor número de propietarios. Alrededor del 80% de las familias españolas residen en una vivienda en propiedad. Parece que el sentido de pertenencia gusta en nuestro país, mucho mas

Leer más »

¿Qué es un contrato de arras?

La compra o la venta de un inmueble es una situación cotidiana por la que la mayoría de las personas hemos pasado o haremos en un futuro. Tenemos la necesidad de residir en un inmueble, y en muchas ocasiones deshacernos de él, porque nuestras necesidades han cambiado y buscamos otro hogar mas acorde a una

Leer más »

Preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso

Un juicio de divorcio es un proceso de especial sensibilidad al que se tiene que enfrentar tanto el abogado matrimonialista como el cliente demandante. El Derecho de familia ha de ser tratado con mucha precaución, y poner fin a este conflicto de pareja y familiar de la forma más beneficiosa para ambas partes. Si nos

Leer más »

Días de baja laboral por accidentes de tráfico

Cuando circulamos con un vehículo, siempre estamos expuestos a sufrir accidentes de tráfico. Muchas veces estos son inevitables por diversas circunstancias. Es posible que, tras sufrir un accidente de tráfico, los daños hayan sido tales que necesites tratamiento, curación o rehabilitación además de pedir la baja laboral en tu puesto de trabajo. La baja laboral

Leer más »

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies