Requisitos para un divorcio express

Una pareja puede formarse con la misma facilidad con la que puede separarse. De esto se dio cuenta la legislación española en el año 2005, incluyendo el divorcio express en el Código Civil en temas de separación y divorcio.

En nuestra sociedad, no es nada extraordinario que una pareja ponga fin a su matrimonio, ya sea de mutuo acuerdo o por un divorcio contencioso . Por ello, el divorcio exprés es una realidad cuyo fin es el de agilizar todo el proceso de divorcio.

¿Qué es el divorcio express?

El divorcio express es una forma para proceder a la disolución del matrimonio vigente en España desde el año 2005 con el objetivo de agilizar todo el proceso de divorcio.

Con el divorcio express, se intentan reducir el tiempo y los procesos para que la disolución del matrimonio se efectúe lo antes posible y se obtenga la sentencia judicial en un breve periodo de tiempo.

Remontándonos al año 1981, con la aprobación de la primera Ley de Divorcio vemos cómo esta Ley se quedó totalmente obsoleta. Estaba pensada para parejas cuyo último recurso era el divorcio y habían pasado al menos dos años de separación. Además, no se permitía la disolución del matrimonio antes de este periodo de dos años, aunque hubiera acuerdo entre ambos cónyuges.

Fue necesaria la incorporación de una nueva ley que permitiera un divorcio con un procedimiento mas ligero y rápido: El divorcio express.

 

¿Cuáles son los requisitos para el divorcio express?

Para poder optar por el divorcio express se deben cumplir una serie de requisitos imprescindibles:

Que hayan trascurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio hasta la demanda de divorcio

No importa la forma en la que se produjo el matrimonio, ya sea civil o por la iglesia. Existen excepciones en el plazo mínimo de tres meses. Puede solicitarse antes la solicitud de divorcio si existe un riesgo “para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio”. Además, no es necesario haber pasado por una separación previa, lo que facilita y economiza todos los procesos.

Debe haber mutuo acuerdo entre los cónyuges.

Este requisito es esencial para llevar a cabo un divorcio express. De no ser así, y haber discrepancias entre ambas partes, pasará a ser un divorcio contencioso, ya que se tienen que resolver temas comunes. Lo que implica más tiempo y dinero para la obtención de la sentencia de divorcio.

Es imprescindible presentar un Convenio Regulador

El Convenio Regulador es un documento sobre el acuerdo de ambas partes para la disolución del matrimonio demás de todos los aspectos del divorcio. Debe aclarar las siguientes medidas:

  • Cuidado de los hijos: La patria potestad y custodia de los menores. Así como el régimen de visitas y comunicación.
  • Reparto de los bienes: Liquidación del régimen económico del matrimonio.
  • Vivienda familiar: Se especifica a quién se le atribuye su uso o usufructo. Normalmente al cónyuge que conviva con los hijos menores de edad.
  • Pensión alimenticia: Pago correspondiente a uno de los cónyuges para el mantenimiento de los hijos.
  • Pensión compensatoria: En el caso de que fuera necesaria, para compensar la situación económica de uno de los cónyuges debido un empeoramiento de su economía derivada del divorcio.

 

¿Cuáles son los pasos para un divorcio express?

Ponernos en manos de un abogado

Lo primero que debemos hacer si se decide poner fin a al matrimonio es buscar a un abogado matrimonialista especializado en matrimonios y familias. Este nos guiará ya asesorará para que el divorcio express nos sea lo mas liviano y económico posible.

Una vez encontrado un abogado de confianza, se redacta de mutuo acuerdo entre ambos cónyuges el convenio regulador con todas las cláusulas explicadas en el apartado anterior.

Presentación de documentación

Para el proceso de divorcio se han de presentar una serie de documentos: Debemos obtener un poder notarial a favor del abogado. Se obtiene en el juzgado y podemos obtenerlo el mismo día de la citación. Además, se exigirán el certificado del matrimonio, del nacimiento de los hijos y de empadronamiento.

Presentación de la demanda de divorcio

Se presenta la demanda de divorcio junto al Convenio regulador redactado por el abogado y todos los documentos necesarios en los Juzgados de Primera Instancia.

Firma de la demanda

Una vez presentada la demanda de divorcio express, los cónyuges son citados en los juzgados para firmar la demanda. Suele tardar unas semanas a partir de la presentación de la demanda en función de la disponibilidad de los juzgados donde se presentó

Obtención de la sentencia final del Juez

Una vez firmada la demanda y el convenio regulador, el Juez se asegurará de que ninguna de las clausulas pactadas de mutuo acuerdo sean perjudiciales para alguno de los partes. Si todo está en orden, en un plazo aproximado de tres meses el Juez dictará la sentencia y disolución del matrimonio. Se entregará a cada cónyuge el testimonio de la sentencia firmado y sellado.

 

Diferencia entre custodia y patria potestad

Cuando una pareja decide separarse o divorciarse, se comienza un proceso donde las dudas pueden surgir debido a la terminología jurídica tan específica que se utiliza. Por ejemplo, la vía por la que se llevará el proceso de divorcio, en qué se diferencia un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso.

En este caso, vamos a centrarnos en dos conceptos que deben quedar completamente claro para todo abogado matrimonialista y de familia y para cada miembro de la pareja. Vamos a explicar dos términos que a menudo suelen ser confundidos, pero que su bien entendimiento es esencial para un buen desarrollo de un divorcio de parejas con hijos. Cuál es la diferencia entre guardia y custodia, y patria potestad.

Ambos términos están recogidos en el Código Civil, a fin de que los menores queden totalmente protegidos, se vele por su seguridad, crianza y mantengan una relación equitativa y justa con sus padres.

 

¿Qué es la patria potestad?

La Patria Potestad comprende una serie de derechos y obligaciones de los padres con sus hijos menores de edad, no emancipados. Estos deberes deben asegurar a los hijos una buena protección, educación, alimentación, salud, vivienda…por parte de ambos progenitores.

Además de derechos de cada progenitor de recibir información relativa al desarrollo escolar del hijo o su salud. En muchas ocasiones ambos deben ponerse de acuerdo en cuestiones de crianza como el colegio al que asistirá, hospitales y tratamientos médicos, etc.

La Patria potestad la ejercerán ambas partes por igual, por el hecho de ser padre o madre de un menor, y su obligación de asegurar un buen desarrollo y manutención hasta que el hijo sea mayor de edad. Tan solo podrá ejercer la patria potestad uno solo de los progenitores con el consentimiento del otro. Este acuerdo sobre la patria potestad de los hijos se recoge en el artículo 156 del Código Civil.

Puede ocurrir que uno de los progenitores esté en desacuerdo de que la otra parte también pueda y deba ejercer la patria potestad sobre sus hijos. En estos casos, solo un juez puede decidir si uno de los progenitores no cumple con sus deberes y obligaciones como padre o madre y no está capacitado para ejercerla.

En estos casos, y habiendo descartado la vía del diálogo, uno de los progenitores podrá acudir a un juzgado. El juez escuchará a ambas partes, y al hijo si es mayor de 12 años, para determinar una privación de la patria potestad total o parcial a alguno de los padres si el juez lo considera.

 

¿Qué es la guardia y custodia?

El término de guardia y custodia comprende por el cuidado cotidiano de los menores. Se otorga a la persona que viva, cuide y asista a los hijos la mayor parte del tiempo. El progenitor que tenga la guardia y custodia de los hijos será la persona que se encargue de sus cuidados, protección, educación, salud, alimentación etc. Siempre teniendo en cuenta la patria potestad del otro progenitor.

La guardia y custodia, a diferencia de la patria potestad, es discutida en el proceso de divorcio, ya que determinará muchos aspectos de la vida de los hijos. Es un derecho mucho mas específico que la patria potestad, ya que supone la decisión de cuestiones del día a día.

La guardia y custodia de los hijos de puede atribuir a una sola persona (monoparental), compartida entre ambos progenitores o a una tercera persona. La custodia compartida suele ser una de las opciones mas comunes en los procesos de divorcios actualmente, siempre y cuando esto sea lo mejor para el menor.

¿Cómo se decide la guardia y custodia de los niños?

A la hora de decidir qué progenitor tiene la guardia y custodia de los hijos, se tienen en cuenta diferentes aspectos en función de las características del núcleo familiar. Siempre se sigue, la máxima de proteger a los menores y optar por la opción que mas les favorezca.

Se tienen en cuenta el interés de los menores, la edad de estos, lugar de residencia de cada progenitor y sus condiciones, el principio de no separar a los hermanos, rentas de cada progenitor, tiempo del que dispone cada uno para la educación y crianza de los hijos, entre otras muchas cuestiones que pueden ser diferentes en cada familia.

Se tiene también en cuenta la preferencia del menor, y será preguntado por el juez y este tiene la consciencia suficiente para hacerlo. Para determinar la guardia y custodia se interrogará también a cada progenitor con una serie de preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso.

Como hemos comentado anteriormente, la custodia compartida suele ser una opción habitual, siempre y cuando se considere que ambos progenitores están igualmente capacitados para crianza de los hijos, y para crear un ambiente familiar agradable. En este caso, los hijos permanecerán con el progenitor un periodo de tiempo determinado que tendrá la guardia y custodia hasta que vuelvan a pasar el siguiente periodo de tiempo con el otro progenitor.

Para estas y otras cuestiones derivadas del Derecho Civil, póngase en manos de un abogado especialista en matrimonios y familias que mire siempre por su seguridad y la de sus hijos.

Preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso

Un juicio de divorcio es un proceso de especial sensibilidad al que se tiene que enfrentar tanto el abogado matrimonialista como el cliente demandante. El Derecho de familia ha de ser tratado con mucha precaución, y poner fin a este conflicto de pareja y familiar de la forma más beneficiosa para ambas partes.

Si nos enfrentamos a un juicio de divorcio, nos pueden surgir muchas dudas, tanto si somos abogados o demandantes. Por ello, queremos despejar ciertas cuestiones que suelen ser comunes en todos los juicios de divorcios contenciosos.

¿En qué se diferencia un divorcio contencioso de un divorcio de mutuo acuerdo?

En primer lugar, queremos quedar claro cual es la diferencia entre divorcio contencioso y de mutuo acuerdo. Si nos enfrentamos a un divorcio contencioso, seguramente hayamos descartado en un primer momento la vía del divorcio de mutuo acuerdo. El divorcio de mutuo acuerdo se caracteriza por ser un procedimiento amistoso en el que ambas partes pactan un convenio de separación de acuerdo con la ruptura del vínculo matrimonial.

Sin embargo, en un proceso de divorcio, suele haber discrepancias en el acuerdo por alguna de las partes. Bien sea por la custodia de los hijos, pensiones alimenticias, bienes y vivienda… En este caso se abre paso el divorcio contencioso en el que no hace falta la aceptación de ambas partes para comenzar el procedimiento. Es una vía mucho mas larga, compleja y costosa económicamente.

 

¿Qué se tiene en cuenta para tomar la decisión sobre la custodia de los hijos?

Uno de los principales problemas que suele plantearse en un divorcio es quién tiene la guarda y custodia de los hijos, en el caso de haberlos. En este caso no hay una regla general para saber a qué cónyuge se le da la custodia de los hijos. Generalmente se sigue una máxima: El interés y beneficio del menor por encima de todo.

Se tiene en cuenta factores como la preferencia del menor, que será preguntado si se considera que tiene consciencia suficiente de la situación. Además, se considerará el lugar de residencia de cada cónyuge, el tiempo del que dispone cada uno para su atención y cuidado, la liquidez de cada parte para la manutención, o la convivencia de los progenitores con un tercero.

 

¿Cuáles son sus ingresos y en qué los emplea?

Entrando en materia económica, esta es una de las preguntas que el juez hará innegablemente en un juicio de divorcio contencioso. Una de las discrepancias más comunes entre las parejas suele surgir por temas económicos y de bienes en común. El juez tiene que tener conocimiento de nuestra liquidez para decir muchas de las cuestiones que deben solucionarse en un divorcio contencioso: Guardia y custodia de los hijos, pensión de alimentos o compensatoria, quién se hace cargo de la hipoteca y quien permanece en la residencia habitual familiar.

Para ello, se requerirán nóminas, recibos y posibles facturas para saber cuánto cobra, cuánto gasta y en qué lo emplea.

 

Cuestiones del día a día de los hijos.

Para saber a quién otorgar la patria potestad y custodia de los hijos, el juez puede hacer algunas preguntas relativas al día a día de los menores. Así se puede tantear en qué medida se implica cada progenitor en la crianza de los hijos y tomar una decisión en la custodia. Las preguntas pueden ser muy variadas, referentes a la salud o estudios de los niños. ¿En qué centro estudia y en qué curso?, ¿Cuáles son sus notas académicas?, ¿Quién es su pediatra?, ¿Es alérgico a algún alimento? Estas preguntas pueden ser de temáticas muy variadas relacionadas con la vida diaria de los hijos y pueden realizarse si el juez lo considera. Las respuestas a estas preguntas pueden ser decisivas para otorgar una custodia compartida o no.

 

¿Quién tiene derecho a recibir la pensión de alimentos?

La pensión alimenticia se recoge en el artículo 142 del Código Civil y se entiende como el pago que debe hacer uno de los cónyuges para cubrir lo indispensable para sustento, habitación vestido y asistencia médica. Comprende también la educación de los hijos mientras estos sean menores de edad.

Esta pensión alimenticia corresponde al menor, aunque la mayoría de edad no exime al cónyuge a realizar el pago de la pensión si el hijo sigue formándose y no cuenta con independencia económica.

Para determinar a quien le corresponde pagar y a quien le corresponde recibir la pensión alimenticia, se tienen en cuenta diferentes factores en función a aposición económica de cada uno. Aunque se determine una custodia compartida, muy probablemente se exija una pensión alimenticia a alguna de las partes si es necesario y el juez lo considera imprescindible para la crianza y manutención del menor.

 

¿A quien le corresponde el uso de la vivienda familiar?

Esta es otra de las cuestiones que se plantean en un divorcio contencioso. El uso de la vivienda familiar le corresponde al progenitor al que se le atribuye la patria potestad de los hijos. Se suele hacerse de esta manera para garantizar el bienestar de los menores y no causar trastorno por un cambio de vida radical tras el divorcio de sus padres. Aunque, en ocasiones el juez puede otorgar el uso de la vivienda familiar al cónyuge mas necesitado de esta, independientemente de la custodia de los hijos si los hubiera.

 

Hay preguntas y dudas que surgen en los procesos de divorcios contenciosos que no siguen una regla fija. Por ello hay que tratar cada caso de forma particular y solventar todos los problemas que pueden surgir poniéndose en manos de un abogado matrimonialista especializado en Derecho Civil.

Divorcios de mutuo acuerdo vs. Divorcios contenciosos

Divorcio contencioso acuerdo

En las relaciones y sobre todo en las familias pueden darse todo tipo de conflictos. En muchas ocasiones estos problemas pueden ser irreparables, diferencias por las que los cónyuges deciden poner fin a su matrimonio mediante un divorcio.

El divorcio se diferencia de la separación en que en la separación implica la suspensión de la obligación de convivencia, pero el vínculo matrimonial no se rompe.

Mediante el divorcio este vínculo matrimonial sí se rompe, y cada cónyuge puede volver a contraer matrimonio por la vía Civil.

Aun así, ambos deben ponerse de acuerdo en una última cuestión para llevar a cabo su divorcio: ¿Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio contencioso?

Read moreDivorcios de mutuo acuerdo vs. Divorcios contenciosos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies