Sexting y sextorsión. Los peligros de internet

Sexting ¿Qué es?

El sexting consiste en enviar material de contenidos eróticos, pornográficos o sexuales, a través de los teléfonos móviles o cualquier otra plataforma digital (redes sociales, foros de internet…). En ocasiones esta conducta puede derivar en un chantaje a la víctima; en ese caso hablamos de sextorsión

Es una actividad llevada a cabo por cada vez más adolescentes (y no tan adolescentes), que pone en peligro su intimidad, su integridad psicológica, y en más de una ocasión, sus propias vidas.

Según el Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles españoles, realizado en colaboración por el Observatorio INTECO y Orange y publicado en 2010 indica que el 4% de los chicos de esta franja de edad dice haber utilizado su teléfono para hacerse a sí mismo fotos o vídeos en una postura provocativa (no necesariamente desnudos ni eróticas). Y el porcentaje asciende al doble (8,1%) en el caso de los que declaran haber recibido estos contenidos de chicos o chicas conocidos.

En España 8 de cada 10 adolescentes de 15 a 16 años posee su propio teléfono móvil, con el que la mayoría (más del 88%) hace fotografías, que envía a otras personas (48,2%) y publica en Internet (20,8%). A día de hoy esa cifra ha aumentado considerablemente.

En menores de entre 10 y 16 años podemos afirmar que 2 de cada 3 poseen un terminal móvil.

Ello lleva a la inevitable realidad de que los teléfonos móviles son un terrible pero eficaz medio de difusión de estas conductas. Una vez las imágenes o sonidos han sido difundidos por sus dueños, estos no tienen ningún control sobre el material. Han sido expuestos ante un público de dimensiones muy superiores a los que nadie pueda manejar.

Las consecuencias de todo ello pueden ser devastadoras, tanto para quien lo padece como para su entorno.

¿Qué efectos tiene?

“El hombre detenido en Cádiz por violar a una menor contactó con ella a través de la red social de Internet Tuenti y luego la amenazó con enseñar las imágenes comprometidas que ella le había enviado para conseguir la cita en la que presuntamente cometió el abuso.”

“Tan dramáticas como lo fueron para Tiri, el niño de 11 años que se suicidó en Puerto Real (Cádiz) después de que su acosador distribuyera entre todos sus amigos las fotografías en que aparecía semidesnudo. O el caso de Jesse Logan, la estadounidense de 18 años que se ahorcó en su habitación algunos meses después de haberle enviado una fotografía comprometida al que entonces era su novio. Cuando se acabó la relación, él pasó la imagen a sus compañeros del colegio.”

Todo ello son noticias reales de casos en los que se ha registrado el uso de móviles para difundir contenido sexual de carácter íntimo y privado.

Los efectos de estas conductas son variadas y depende en gran medida de las circunstancias, de la gravedad de la difusión, la edad de la víctima…

El efecto más inmediato y evidente es la pérdida de la intimidad. Tu cuerpo, figura o voz ha sido expuesta al mundo: sin tapujos ni filtros ni pixelaciones que tapen tu rostro.  

En los casos más graves, puede llagarse a producir una espiral de ciberbullying (uso de los medios telemáticos para ejercer el acoso psicológico entre iguales), difícil de contener y erradicar.

¿Si es tan peligroso, por qué se hace?

¿Moda?¿Accidente? No estamos educados para u mundo 2.0.

Según la web www.pantallasamigas.net, la respuesta a estas conductas no es fácil de contestar. Menos aún si hay escasez de estudios con el adecuado rigor científico que hayan tratado con profundidad este asunto, pero de la experiencia y la observación, se puede llegar a la conclusión de que las causas principales (pero no las únicas) que llevan a estas conductas son, según Pantallas Amigas:

“1) Creen que una imagen en un terminal móvil está segura y no son capaces de proyectar, de imaginar, las variadas formas en que esa imagen puede salir del dispositivo. Un robo, un error, una broma, un extravío… o la voluntad de su propietario.

2) Confían plenamente en la discreción, sino el amor eterno profesado, por parte del destinatario del envío. Carecen de experiencia vital suficiente que les invite a pensar en que las cosas, en la vida, cambian por muy diversos factores.

3) Sienten cierta presión de grupo que les lleva a ganar notoriedad y aceptación en este contexto, el digital, tan importante para ellos. Este factor, añadido a la plenitud hormonal, puede generar combinaciones poco recomendables.

4) Las influencias y modelos sociales distan del recato. La exhibición de relaciones sexuales o desnudos por personas no profesionales, comunes, abundan en la Red. Si pueden ver a cualquier persona anónima en su intimidad a través de la Red, no parece tan grave que uno aparezca de esta guisa. El “desnudeo” es algo común, hasta cierto punto normalizado.

5) Desconocen las consecuencias que para su vida puede llegar a tener el hecho de que esa imagen comprometida sea de dominio público.

6) La natural falta de percepción del riesgo que acompaña a la adolescencia y el espíritu transgresor desencadenan ciertos desafíos. En algunos casos resulta simplemente divertido, en otros, sirve para coquetear o dar otro contenido a una relación.”

Sexting y su regulación legal

El derecho a la intimidad se recoge en la Constitución Española, en el art 18, y su protección frente a cualquier intromisión ilegítima en la ley orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, y, en  la ley  orgánica 1/96, de 15 de enero de protección del menor.

Por otro lado, y en vinculación con lo anterior, la reforma del Código Penal introdujo en 2015 este tipo de conductas: en su art. 197 del Título X ” delitos contra la intimidad , el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio” y más concretamente en el Capítulo Primero, bajo la rúbrica “del descubrimiento y revelación de secretos”.

El apartado 7 del citado artículo 197 del CP regula por primera vez esta figura, señalando que «Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona. La pena se impondrá en su mitad superior cuando los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que esté o haya estado unida a él por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa»

En consecuencia y a raíz de lo expuesto, para que la conducta constituya un delito, deben concurrir los siguientes requisitos:

  • la conducta típica debe ser  la de difundir, revelar o ceder  a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales.
  • esa difusión o divulgación debe haberse realizado sin el consentimiento de la víctima.
  • y ello aunque tales imágenes hubieran sido obtenidas con el permiso de la víctima en su domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros.
  • la divulgación debe menoscabar gravemente la intimidad de la víctima.

Por lo tanto, si crees que tu hijo/hija o un conocido está siendo víctima de estas conductas, no te lo pienses, denuncia los hechos a la policía o ante el juzgado.  Es un delito, no un juego de niños. Y las consecuencias pueden ser terribles.

Entonces ¿No podemos hacer nada más que denunciar los hechos?

Al contrario. La principal y mejor defensa ante estos hechos es la prevención.

Vivimos en una sociedad que avanza a pasos de gigante. Las nuevas tecnologías nos han aportado grandes cosas, pero tal y como le decía el tío Ben a Peter Parker en la película Spider-man: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Bromas a parte, lo indispensable es que nos demos cuenta de que internet es un arma de doble filo, y que tenemos que conocerla y tratarla con respeto si no queremos cortarnos.

Aplicar el sentido común es esencial. No compartas fotos comprometidas con grupos ni con personas en las que no estés seguro de cual va a ser su respuesta. Ante la duda, no te la juegues.

Conocer los efectos de tus actos en internet es básico y esencial para darse cuenta de que compartir tus imágenes más comprometidas por internet no es una buena idea.

5 consejos para prevenir el sexting

Como he dicho, lo principal es aplicar el sentido común: ¿Practicarías relaciones sexuales en medio de una calle concurrida en hora punta?¿Saldrías desnuda/o a presentar delante de tus compañeros y compañeras tu trabajo de final de curso? ¿Las preguntas parecen absurdas verdad?

Pues entonces, ¿Por qué parece que en internet no se siga la misma lógica?

Se nos olvida que estamos ante un público muy grande, y que la capacidad de difusión de ese medio es mucho mayor que el boca a boca tradicional.

Aquí van cinco consejos que te permitirán disfrutar de un internet sano y sin contratiempos, aunque de hecho seguro que tú mismo/a podrías haber llegado a las mismas conclusiones. Cómo he dicho, es solo sentido común:

  • Piensa en las consecuencias antes de tomarte, enviar o reenviar una fotografía con contenido sexual de otra persona o tuya. Te podrían expulsar de grupos de amigos, de deportes, podrías enfrentarte a humillaciones, perder oportunidades educativas y de trabajo, e incluso ser objeto de una investigación policial.
  • Nunca te fotografíes como no quisieras que te viera tu mejor amiga o amigo, tus padres, tus familiares, profesores, compañeros de clase.
  • Antes de enviar algo ten en cuenta que no puedes controlar hasta dónde puede llegar. Lo que le envías a tu novio/a puede terminar fácilmente entre tu grupo de amigos, los amigos de tus amigos y un sinfín de personas.
  • Si reenvías una fotografía con contenido sexual de alguna persona sin su consentimiento, estarás violando su confianza y exponiéndola a un posible ridículo. No serás quien decide quién debería ver su cuerpo, no reenvíes la imagen a nadie.
  • Si alguien te presiona para que envíes una foto tuya con contenido sexual, no cedas y habla con una persona en quien confíes. No es de confianza quien te propone que hagas cosas con las que no te sientes cómodo.

 

Para comentarnos su caso concreto y recibir asesoramiento jurídico personalizado solicite cita previa en nuestro despacho llamando al 93.142.99.56 o bien a través de nuestro formulario de contacto (precio de la consulta: 60 euros).  Nos encontramos en la calle Calabria, 242-244 (Calabria Business Center) de Barcelona, con fácil acceso a través de METRO (Linea 5, parada Entença) y AUTOBÚS (Lineas 41, 27, 32, H8).

 

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Sexting

http://www.sexting.es/

http://www.legaltoday.com/practica-juridica/penal/penal/el-sexting-nuevo-tipo-penal-introducido-tras-la-reforma-del-cp

Artículo de Vlex “EL SEXTING EN LOS MENORES, PROBLEMÁTICA JURÍDICA DESDE LA PREVENCIÓN”, Gabriela Boldó Prats

 

 

Blog

Es legal grabar coversaciones

¿ Es legal grabar conversaciones ?

“¿ Es legal grabar conversaciones ? Quiero probar que mi jefe me está amenazando y quiero grabarlo mientras lo hace, pero no sé si él me puede denunciar por eso.” “Mi pareja me agrede verbalmente, me insulta y me amenaza. ¿Puedo grabarlo mientras lo hace?” Hoy va a ser un artículo un poco más corto

Leer más »

Acoso escolar, Maltrato invisible

¿QUÉ ES EL ACOSO ESCOLAR? Hoy hablaremos del acoso escolar, comúnmente conocido como bullying, una lacra de la sociedad en general y de los Centros educativos en particular, cuya manifestación más gravosa, conductas de acoso y violencia interpersonal, implica exclusión social, intimidación y maltrato infantil. 

Leer más »
Sexting

Sexting y sextorsión. Los peligros de internet

Sexting ¿Qué es? El sexting consiste en enviar material de contenidos eróticos, pornográficos o sexuales, a través de los teléfonos móviles o cualquier otra plataforma digital (redes sociales, foros de internet…). En ocasiones esta conducta puede derivar en un chantaje a la víctima; en ese caso hablamos de sextorsión.  Es una actividad llevada a cabo por

Leer más »

He tenido un accidente, ¿qué hago?

CINCO PASOS IMPRESCINDIBLES PARA QUE NUESTRA RECLAMACIÓN POR ACCIDENTE PROSPERE Con este artículo empezamos una sección del blog jurídico dedicada íntegramente a los accidentes de tráfico, con la finalidad de ayudar a aquellas personas que recientemente han sufrido una experiencia de este tipo y se encuentran desorientadas sobre los pasos a seguir para poder obtener la

Leer más »

¡AYUDA!: Quitar una cláusula suelo en mi hipoteca

SOCORRO, ¡HAY UNA CLAUSULA SUELO EN MI HIPOTECA! Si usted está al día de la actualidad nacionalidad e internacional, o simplemente está atento al telediario, habrá podido escuchar el revuelo mediático suscitado los últimos días por la famosa Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE en relación a las cláusulas suelo, de 21 de

Leer más »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies