Piso en usufructo, derechos y deberes

El usufructo otorga el derecho al uso y disfrute de un bien ajeno, con obligación a su conservación y no alteración de este.

Normalmente, el usufructo suele ser muy habitual en las herencias. Ya que el usufructo permite a uno de los herederos poder disfrutar de los bienes sin ser el propietario. Por ejemplo, tras el fallecimiento de uno de los cónyuges de un matrimonio, se le concede el usufructo al otro cónyuge con el propósito de poder disfrutar de sus bienes aún no siendo el propietario.

Es usual, por ejemplo, la concesión del derecho de usufructo vitalicio de una vivienda a el/la viudo/viuda para que pueda seguir residiendo en su vivienda habitual. A pesar de que por ley, este inmueble pertenezca a los hijos tras el fallecimiento de su padre/madre.

El derecho del usufructo puede concederse con o sin testamento. Sin embargo, en testamento pueden concretarse algunas características particulares. Aparecen el usufructuario, persona a la que se le otorga el uso del bien sin ser propietario. Y el nudo propietario, dueño del bien sin el derecho de su uso.

Los usufructos pueden realizarse sobre diferentes cosas, como bienes inmuebles, acciones o participaciones en una sociedad. La clasificación más común de los usufructos es la de temporal y vitalicio. Considerándose un usufructo temporal aquel que se concede por un tiempo determinado, y vitalicio aquel que dura toda la vida del usufructuario. Este último es el mas común en cuestión de herencias y sucesiones.

¿Cuáles son los derechos y deberes del usufructo?

La concesión de un derecho por usufructo tiene muchas ventajas, ya que permite al usufructuario disfrutar de un bien, mueble o inmueble, sin ser el propietario. Sin embargo, este derecho conlleva derechos y deberes que se producen antes, durante y al finalizar el usufructo.

El Código Civil recoge que “Los derechos y las obligaciones del usufructuario serán los que determine el título constitutivo del usufructo”.

 

Derechos del usufructuario

  • Posesión, uso y disfrute del piso: El usufructuario tendrá el derecho a el uso de la vivienda y de todos los beneficios inherentes a este.
  • El usufructuario podrá disfrutar de la vivienda usufructuada, arrendarla, e incluso enajenarla por una suma de dinero, aunque sea un titulo gratuito.
  • Realización de mejoras: el usufructuario podrá hacer en el piso usufructuado las mejoras útiles o de recreo que crea conveniente, siempre y cuando no altere su forma o sustancia.

 

Deberes del usufructuario

En primer lugar, y antes de poder hacer uso de los bienes, el usufructuario está obligado a:

  • A formar junto al propietario o su representante, un inventario de todos los bienes, describiendo el estado del inmueble y haciendo una tasación de los muebles. Con fin de presentar una garantía del estado de estos que garantice las responsabilidades frente a deterioro o pérdida de alguno de estos.
  • A prestar fianza, comprometiéndose a cumplir las obligaciones que le correspondan según esta sección.

Durante el usufructo, el usufructuario deberá cumplir con algunas obligaciones, referentes al estado y conservación de muebles e inmuebles. Se recogen las reparaciones ordinarias y extraordinarias:

  • Las reparaciones ordinarias son aquellas necesarias debido al deterioro por un uso normal de las cosas. Si el usufructuario se niega a hacer frente a estas reparaciones, el propietario podrá realizarlas posteriormente a cargo del usufructuario.
  • El usufructuario está obligado a avisar al propietario de las posibles reparaciones extraordinarias. Estas correrán a cargo del propietario, y este tendrá derecho a exigir al usufructuario el interés legal de la cantidad invertida en las reparaciones mientras dure este usufructo.
  • Pagar las cargas y contribuciones. Durante el tiempo que dure el usufructo, el usufructuario deberá hacerse cargo de las contribuciones anuales y del pago de las cargas.
  • Poner en conocimiento al propietario sobre los posibles daños causantes de un tercero del que se tenga conocimiento. Si no lo hiciera, el usufructuario responderá como su los hubiera ocasionado él.

Una vez terminado el usufructo, el usufructuario entregará al propietario el piso, salvo el derecho de retención que compete al usufructuario o a sus herederos por los desembolsos que deban ser reintegrados.

 

Derechos y deberes del nudo propietario

El propietario, a pesar de no poder hacer uso de la vivienda, sigue manteniendo algunos derechos y obligaciones por ser propietario.

  • Aunque sea otra persona quien tenga el uso del piso, este podrá enajenarlo, siempre que no perjudique al usufructuario y no cambie la forma ni sustancia del inmueble.
  • Podrá hacer obras y mejoras siempre y cuando no disminuyan el valor del usufructo y no perjudique al usufructuado. Además, correrán de su cuenta todas las reparaciones extraordinarias que deban realizarse si el usufructuario lo comunica.
  • Como propietario de la vivienda, podrá inspeccionar la acción del usufructuario sin causar molestias, a fin de asegurar el buen mantenimiento del piso.

Para todos estos temas relativos al derecho inmobiliario, y muy usualmente relacionado con herencias y testamentos, póngase en manos de un abogado especialista en Derecho Civil que te guíe y asesore en el procedimiento de usufructo de una vivienda.

 

Cuáles son las razones para impugnar un testamento

En la lectura de un testamento y reparto de una herencia, puede darse el caso de que uno o varios herederos se vean desfavorecidos del resto. Si un heredero considera que un testamento lo vulnera y lo perjudica puede llevar a cabo un proceso de impugnación del testamento.

Aunque este trámite no es nada fácil, costoso por tiempo y dinero, es totalmente posible. Las personas que suelen optar por esta vía tras su desacuerdo con un testamento, suelen ser hijos, cónyuges o cualquier otro familiar o amigo del fallecido que aparecen en el testamento y que no están de acuerdo o lo encuentran erróneo.

La impugnación puede ser total, de todo el testamento, si, por ejemplo, un hijo ha sido desheredado de forma injustificada, o bien porque considera que el reparto de bienes no ha sido equitativo. Puede solicitar una impugnación parcial del testamento si considera que hay errores que deben ser corregidos.

Para proceder con la impugnación de un testamento, se deben tener en cuenta una serie de consideraciones y tener claro cuáles son las posibles razones para impugnar un testamento.

 

Razones para impugnar un testamento

El Código Civil Español recoge una serie de situaciones por las que el testamento podría impugnarse y considerarse nulo:

Incapacidad mental

El artículo 664 del código Civil recoge como una de las razones para anular un testamento si el testador no se encontraba capacitado mentalmente y en plenas facultades mentales como para realizar el testamento. Suele ser el caso mas habitual para impugnar un testamento. Testamentos que favorecen herederos y perjudican a otros, o bienes otorgados a personas ajenas a la familia por un testador que no se encontraba capacitado.

Aunque es difícil de demostrar, ya que se debe evidenciar que la incapacidad del testador en el momento de la redacción del testamento y reparto de los bienes era grave.

Coacción o fraude

El Código Civil recoge en el artículo 673 que un testamento puede considerarse nulo si el testador ha aceptado dicho documento en situación de violencia, dolo o fraude. Si el fallecido realizó el testamento bajo coacción o intimidación sin la posibilidad de elegir libremente. Además, podría impugnarse un testamento si el testador lo formó siendo engañado alegando que se trataba de otro tipo de documento.

Ejecución del testamento

Para que un testamento sea válido, se deben cumplir una serie de requisitos conforme a las leyes vigentes. Un heredero puede impugnar un testamento si considera que este no cumple con los requisitos para considerarlo válido.

No se respeten las cuotas de la legítima

El artículo 815 del Código Civil que contempla a los llamados herederos forzosos. Aquellos herederos que por ley heredan una parte mínima de los bienes del testador obligatoriamente. Estos herederos suelen ser hijos, descendientes o cónyuges de viudedad a los que no se les puede desheredar de forma total y deben recibir una parte de forma obligatoria (la llamada legítima). Puede impugnarse un testamento si uno de estos herederos forzosos recibe una cuota menor a la que le correspondería por la legítima establecida por ley.

 

¿Quién puede impugnar un testamento?

Tan solo puede iniciar un proceso de impugnación de un testamento un heredero o legatario que se consideren desfavorecido en el testamento final en comparación a un testamento redactado anteriormente. Entendiendo la diferencia entre heredero y legatario.

 

Cómo impugnar un testamento

Una impugnación de un testamento es un proceso complicado por tiempo y dinero. Solo podrá iniciar este proceso si tiene una razón valida de las nombradas anteriormente para hacerlo.

Si es así, diríjase a los Juzgados de Primera instancia del lugar donde falleció el testador y presentar una queja formal u objeción. Deberá además presentar la demanda en el mismo lugar y realizar una notificación a todos lo herederos y legatarios que aparecen en el testamento, así como en notario o jurista que redactó el testamento junto al testador.

Una vez presentada la demanda, el tribunal convocará una audiencia previa en un plazo de 20 días para llegar a un acuerdo sin la necesidad de celebrar un juicio. Si el acuerdo no ha sido posible, se convocará un juicio.

En la celebración del juicio por deberá exponer aquellos motivos por los cuales se está impugnando el testamento, así como presentar todos los documentos y pruebas que han derivado desde el inicio del procedimiento. El juez considerará en una sentencia final si la impugnación del testamento se ha logrado con éxito o no.

 

Para realizar este proceso y te aseguro que hay suficientes razones para impugnar un testamento, es necesario el apoyo de un abogado especialista en Derecho Civil que sepa guiar y actuar frente a problemas que puedan plantearse por herencias y testamentos.

Diferencia entre Heredero y Legatario

A la hora de redactar un testamento, debemos tener muy en cuenta de qué forma se instituye a la persona que se le van a dejar todos o parte de los bienes. De la misma manera, a la hora de la lectura de un testamento, debemos tener claro qué titularidad nos ha otorgado el testador, es decir, la persona que ha fallecido y que ha redactado un testamento para el reparto de sus bienes.

Dos de las titularidades mas comunes, y que en muchas ocasiones se confunden, es el de heredero y el legatario. Ambos son sucesores del testamento, pero los efectos económicos y personales son distintos en ambos casos. Entonces, ¿Cuáles son las diferencias entre el heredero y el legatario en un testamento?

 

El Código Civil Español dice: “llámase heredero al que sucede a título universal y legatario al que sucede a título particular”.

 

¿Qué es un heredero?

El heredero es aquella persona que sucede a título universal, de forma jurídica y económica al fallecido. Debe hacerse cargo de todos su bienes y obligaciones que no expiren tras el fallecimiento. El heredero puede ser designado por el testador o no, es decir, habrá heredero de los bienes y obligaciones del difunto, aunque no se haya redactado testamento.

Al ser sucesor del testador, el heredero lo es tanto para lo bueno (recibiendo los bienes y derechos), como para lo malo (haciendo frente a deudas y obligaciones). El heredero tendrá que hacer frente a las deudas, incluso con sus propios bienes, a no ser que acepte la herencia a beneficio de inventario.

Los herederos pueden ser varios. Por ejemplo, el testador que nombra a sus dos hijos como herederos por partes iguales (cada uno de los hermanos serían coherederos). La posición de heredero puede provenir de la ley. Si el difunto, no hubiera redactado testamento antes de su muerte, de igual manera habría herederos, muy probablemente sus dos hijos por partes iguales.

Los herederos adquirirán las posesiones de los bienes una vez realizada la lectura del testamento y tras la aceptación y realizada la partición equitativa de la herencia. Sólo podrá disfrutar de los bienes una vez los haya aceptado. Sin embargo, no necesitan autorización para tomar posesión de los bienes recibidos.

El heredero no puede renunciar a la herencia parcialmente, es decir, no puede aceptar tan solo una parte de los bienes que mas le convengan.

 

¿Qué es un legatario?

El legatario es la persona nombrada por el testador para que lo suceda a título particular. Es decir, solo recibe uno o varios bienes determinados de la herencia especificados por el fallecido y especificado en el testamento. Por ejemplo, un abuelo a deja a su nieto uno de sus bienes específicos, por ejemplo, su coche.

A diferencia del heredero, no puede ser designado por la ley, y tan solo el testador puede nombrarlo. El legatario no responde con su patrimonio ante las deudas e impagos, posibles cargas del testador, como sí lo haría un heredero. A excepción de que al legatario se le atribuya una carga completa por haberse repartido toda la herencia en legados.

El legatario adquiere los bienes de su legado desde que fallece el testador. Sien embargo, no puede proceder a su uso hasta que el heredero se los entrega, a no ser que el testador especifique en el testamento que esta entrega no sea necesaria.

El legatario, a diferencia del heredero, sí puede aceptar parcialmente su legado. Puede aceptar unos bienes y rechazar otros, a no ser que sea obligado a hacer algo para poder disfrutar de uno de los bienes (Bienes onerosos). En este caso o acepta la totalidad de los bienes del legado o renuncia a todos.

Si a una misma persona se le nombra heredera y legataria en un testamento, esta podría renunciar a una y aceptar la otra. Por ejemplo, podría rechazar la herencia y aceptar el legado si esto le es mas conveniente. Puede ser que alguno de los bienes de la herencia conlleve cargas económicas.

 

Una característica común a ambas titularidades es que tanto el heredero como el legatario deben abonar el Impuesto de Sucesiones, y pagar la cantidad que le corresponda por los bienes de su herencia o legado.

 

Para estas personas que quieran hacer un reparto equitativo de sus bienes, y para aquellas personas que, tras el fallecimiento de un familiar no sepan como actuar y qué derechos y obligaciones se les atribuyen en el testamento, deben consultar con un abogado profesional en Derecho Civil. Este abogado especializado en herencias y testamentos te guiará y resolverá todas tus dudas durante el procedimiento. Además, si no estás de acuerdo con el reparto de los bienes, el abogado especialista te asesorará en las razones para impugnar un testamento.

Diferencia entre custodia y patria potestad

Cuando una pareja decide separarse o divorciarse, se comienza un proceso donde las dudas pueden surgir debido a la terminología jurídica tan específica que se utiliza. Por ejemplo, la vía por la que se llevará el proceso de divorcio, en qué se diferencia un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso.

En este caso, vamos a centrarnos en dos conceptos que deben quedar completamente claro para todo abogado matrimonialista y de familia y para cada miembro de la pareja. Vamos a explicar dos términos que a menudo suelen ser confundidos, pero que su bien entendimiento es esencial para un buen desarrollo de un divorcio de parejas con hijos. Cuál es la diferencia entre guardia y custodia, y patria potestad.

Ambos términos están recogidos en el Código Civil, a fin de que los menores queden totalmente protegidos, se vele por su seguridad, crianza y mantengan una relación equitativa y justa con sus padres.

 

¿Qué es la patria potestad?

La Patria Potestad comprende una serie de derechos y obligaciones de los padres con sus hijos menores de edad, no emancipados. Estos deberes deben asegurar a los hijos una buena protección, educación, alimentación, salud, vivienda…por parte de ambos progenitores.

Además de derechos de cada progenitor de recibir información relativa al desarrollo escolar del hijo o su salud. En muchas ocasiones ambos deben ponerse de acuerdo en cuestiones de crianza como el colegio al que asistirá, hospitales y tratamientos médicos, etc.

La Patria potestad la ejercerán ambas partes por igual, por el hecho de ser padre o madre de un menor, y su obligación de asegurar un buen desarrollo y manutención hasta que el hijo sea mayor de edad. Tan solo podrá ejercer la patria potestad uno solo de los progenitores con el consentimiento del otro. Este acuerdo sobre la patria potestad de los hijos se recoge en el artículo 156 del Código Civil.

Puede ocurrir que uno de los progenitores esté en desacuerdo de que la otra parte también pueda y deba ejercer la patria potestad sobre sus hijos. En estos casos, solo un juez puede decidir si uno de los progenitores no cumple con sus deberes y obligaciones como padre o madre y no está capacitado para ejercerla.

En estos casos, y habiendo descartado la vía del diálogo, uno de los progenitores podrá acudir a un juzgado. El juez escuchará a ambas partes, y al hijo si es mayor de 12 años, para determinar una privación de la patria potestad total o parcial a alguno de los padres si el juez lo considera.

 

¿Qué es la guardia y custodia?

El término de guardia y custodia comprende por el cuidado cotidiano de los menores. Se otorga a la persona que viva, cuide y asista a los hijos la mayor parte del tiempo. El progenitor que tenga la guardia y custodia de los hijos será la persona que se encargue de sus cuidados, protección, educación, salud, alimentación etc. Siempre teniendo en cuenta la patria potestad del otro progenitor.

La guardia y custodia, a diferencia de la patria potestad, es discutida en el proceso de divorcio, ya que determinará muchos aspectos de la vida de los hijos. Es un derecho mucho mas específico que la patria potestad, ya que supone la decisión de cuestiones del día a día.

La guardia y custodia de los hijos de puede atribuir a una sola persona (monoparental), compartida entre ambos progenitores o a una tercera persona. La custodia compartida suele ser una de las opciones mas comunes en los procesos de divorcios actualmente, siempre y cuando esto sea lo mejor para el menor.

¿Cómo se decide la guardia y custodia de los niños?

A la hora de decidir qué progenitor tiene la guardia y custodia de los hijos, se tienen en cuenta diferentes aspectos en función de las características del núcleo familiar. Siempre se sigue, la máxima de proteger a los menores y optar por la opción que mas les favorezca.

Se tienen en cuenta el interés de los menores, la edad de estos, lugar de residencia de cada progenitor y sus condiciones, el principio de no separar a los hermanos, rentas de cada progenitor, tiempo del que dispone cada uno para la educación y crianza de los hijos, entre otras muchas cuestiones que pueden ser diferentes en cada familia.

Se tiene también en cuenta la preferencia del menor, y será preguntado por el juez y este tiene la consciencia suficiente para hacerlo. Para determinar la guardia y custodia se interrogará también a cada progenitor con una serie de preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso.

Como hemos comentado anteriormente, la custodia compartida suele ser una opción habitual, siempre y cuando se considere que ambos progenitores están igualmente capacitados para crianza de los hijos, y para crear un ambiente familiar agradable. En este caso, los hijos permanecerán con el progenitor un periodo de tiempo determinado que tendrá la guardia y custodia hasta que vuelvan a pasar el siguiente periodo de tiempo con el otro progenitor.

Para estas y otras cuestiones derivadas del Derecho Civil, póngase en manos de un abogado especialista en matrimonios y familias que mire siempre por su seguridad y la de sus hijos.

Cómo saber si mi hipoteca está titulizada

Photo de Negocios creado por freepik

En España, la compra de vivienda siempre ha estado a la orden del día. Actualmente sigue siendo uno de los países de la Unión Europea con mayor número de propietarios. Alrededor del 80% de las familias españolas residen en una vivienda en propiedad.

Parece que el sentido de pertenencia gusta en nuestro país, mucho mas que el alquiler. Pero, para poder comprar una vivienda solemos solicitar un préstamo hipotecario a nuestro banco “de confianza”. No hay recién hipotecado que se preste que no haya hecho la típica broma de “el piso aún no es mío, es del banco” creyendo tener toda la razón del mundo. Pues esta broma tan popular quizás no sea del todo cierta.

Y es que, aunque sea al banco al que estés pagando cada cuota de la hipoteca todos los meses, puede ser que este no sea el que reciba el dinero. Puede ser que tu hipoteca ya no esté en tu banco, como hemos dicho “de confianza” y esté en una oficina o entidad de cualquier otra parte del mundo y tú sin enterarte. ¿Por qué puede deberse esto si ha sido al banco al que has solicitado la hipoteca?, pues puede ser que el banco haya vendido la hipoteca y ahora esté titulizada.

¿Qué es una hipoteca titulizada?

La titulación es una clausula presente dentro del contrato hipotecario que permite a la entidad bancaria el cambio de titularidad sin necesidad alguna de avisar al prestatario. Con esta cláusula, el banco puede vender la deuda de la hipoteca a terceros, generalmente a Fondos de Titulación Hipotecaria (HHT), para adquirir liquidez.

El banco que concedió originariamente la hipoteca deja de ser acreedor para convertirse en un mero intermediario entre el deudor y el Fondo de Titulación Hipotecaria, que es ahora quien tiene la titularidad de la hipoteca, un nuevo acreedor. El Fondo de Titulación Hipotecaria emiten bonos o títulos que venden el mercado Financiero y que puede adquirir cualquier entidad del mundo. Por eso, aunque hayas solicitado la hipoteca en la sucursal del banco que hay al final de la calle de tu ciudad, puede que la titularidad de tu hipoteca pertenezca a una entidad en Rusia, Estados Unidos o Alemania, por ejemplo.

¿Por qué mi hipoteca está titulizada?

Te preguntarás que por qué la titularidad de la hipoteca ya pertenece a tu banco, sino a otra entidad que desconoces totalmente. ¿Cómo ha podido ocurrir esto?

El banco, a fin de conseguir liquidez ha reunido una serie de hipotecas que decide vender emitiendo bonos a Fondos de Inversión Hipotecaria. De esta manera, la entidad bancaria donde se solicitó la hipoteca recupera la inversión inicial y no tiene que esperar los X años que puede durar la hipoteca para recuperar el dinero. De esta manera obtiene liquidez para otras operaciones o inversiones y se deshace del riesgo del riesgo al que se había expuesto al conceder la hipoteca.

Esta práctica ha sido muy frecuente entre los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria (entre el 2000 y el 2007).

¿Cómo puedo saber si mi hipoteca está titulizada?

Parece que, según la normativa actual, la entidad bancaria no está obligada a informar a al prestatario de la venta de su hipoteca y cambio de titularidad. Conocer si una hipoteca ha sido titulizada es un proceso muy complejo para el usuario.

La primera acción que podemos llevar a acabo es la de preguntar al banco donde se concedió la hipoteca, aunque estos no suelen colaborar y no suelen contestar, ya que no están obligados.

Podemos recurrir entonces a la vía judicial a fin de que el banco muestre sus Registros Especiales Contables. Aunque esto no suele suceder, ya que como ocurre con la primera opción el banco no está obligado a hacerlo y no suelen colaborar.

Otra opción sería la de intentar buscar esta información mediante la Comisión Nacional de Mercado de Valores. Podemos acceder a su página web y realizar una búsqueda, aunque sele ser muy complejo.

¿Puedo vender mi hipoteca si está titulizada?

La situación de titulación de la hipoteca no afecta a las condiciones firmadas en el contrato de la hipoteca y las obligaciones del prestatario siguen siendo las mismas. Por lo tanto, este puede vender siempre que quiera si las condiciones de su hipoteca se lo permiten.

Sin embargo, si el usuario no podrá renegociar la hipoteca, o le será muy complejo pues deberá ponerse en contacto con el nuevo acreedor ya que el banco ya no puede tomar la decisión de modificación.

¿Qué pasa si dejo de pagar mi hipoteca titulizada?

Si el usuario deja de pagar las cuotas de la hipoteca, el banco no puede iniciar un proceso de ejecución, subasta o desahucio si la hipoteca está titulizada. La entidad bancaria ya no es el dueño del préstamo, y no puede iniciar este proceso. Además, si el titular de la hipoteca es el Fondo de Titulación, no tiene personalidad jurídica para ejecutar el desahucio. Por lo tanto, un inmueble con hipoteca titulizada no es embargable por el banco donde se solicitó.

Para este y otros temas derivados del Derecho Inmobiliario como las cláusulas suelo de las hipotecas ponte en manos de abogados especialistas en Derecho Civil.

¿Qué es un contrato de arras?

La compra o la venta de un inmueble es una situación cotidiana por la que la mayoría de las personas hemos pasado o haremos en un futuro. Tenemos la necesidad de residir en un inmueble, y en muchas ocasiones deshacernos de él, porque nuestras necesidades han cambiado y buscamos otro hogar mas acorde a una nueva forma de vida.

Si estas pensado en comprar un inmueble o has decidido venderlo, el contrato de arras puede ser una buena solución para ti. ¿Aún no sabes para que consiste este contrato en derecho inmobiliario? Atento a este post donde te vamos a explicar sus usos y tipos.

Read more¿Qué es un contrato de arras?

Preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso

Un juicio de divorcio es un proceso de especial sensibilidad al que se tiene que enfrentar tanto el abogado matrimonialista como el cliente demandante. El Derecho de familia ha de ser tratado con mucha precaución, y poner fin a este conflicto de pareja y familiar de la forma más beneficiosa para ambas partes.

Si nos enfrentamos a un juicio de divorcio, nos pueden surgir muchas dudas, tanto si somos abogados o demandantes. Por ello, queremos despejar ciertas cuestiones que suelen ser comunes en todos los juicios de divorcios contenciosos.

¿En qué se diferencia un divorcio contencioso de un divorcio de mutuo acuerdo?

En primer lugar, queremos quedar claro cual es la diferencia entre divorcio contencioso y de mutuo acuerdo. Si nos enfrentamos a un divorcio contencioso, seguramente hayamos descartado en un primer momento la vía del divorcio de mutuo acuerdo. El divorcio de mutuo acuerdo se caracteriza por ser un procedimiento amistoso en el que ambas partes pactan un convenio de separación de acuerdo con la ruptura del vínculo matrimonial.

Sin embargo, en un proceso de divorcio, suele haber discrepancias en el acuerdo por alguna de las partes. Bien sea por la custodia de los hijos, pensiones alimenticias, bienes y vivienda… En este caso se abre paso el divorcio contencioso en el que no hace falta la aceptación de ambas partes para comenzar el procedimiento. Es una vía mucho mas larga, compleja y costosa económicamente.

 

¿Qué se tiene en cuenta para tomar la decisión sobre la custodia de los hijos?

Uno de los principales problemas que suele plantearse en un divorcio es quién tiene la guarda y custodia de los hijos, en el caso de haberlos. En este caso no hay una regla general para saber a qué cónyuge se le da la custodia de los hijos. Generalmente se sigue una máxima: El interés y beneficio del menor por encima de todo.

Se tiene en cuenta factores como la preferencia del menor, que será preguntado si se considera que tiene consciencia suficiente de la situación. Además, se considerará el lugar de residencia de cada cónyuge, el tiempo del que dispone cada uno para su atención y cuidado, la liquidez de cada parte para la manutención, o la convivencia de los progenitores con un tercero.

 

¿Cuáles son sus ingresos y en qué los emplea?

Entrando en materia económica, esta es una de las preguntas que el juez hará innegablemente en un juicio de divorcio contencioso. Una de las discrepancias más comunes entre las parejas suele surgir por temas económicos y de bienes en común. El juez tiene que tener conocimiento de nuestra liquidez para decir muchas de las cuestiones que deben solucionarse en un divorcio contencioso: Guardia y custodia de los hijos, pensión de alimentos o compensatoria, quién se hace cargo de la hipoteca y quien permanece en la residencia habitual familiar.

Para ello, se requerirán nóminas, recibos y posibles facturas para saber cuánto cobra, cuánto gasta y en qué lo emplea.

 

Cuestiones del día a día de los hijos.

Para saber a quién otorgar la patria potestad y custodia de los hijos, el juez puede hacer algunas preguntas relativas al día a día de los menores. Así se puede tantear en qué medida se implica cada progenitor en la crianza de los hijos y tomar una decisión en la custodia. Las preguntas pueden ser muy variadas, referentes a la salud o estudios de los niños. ¿En qué centro estudia y en qué curso?, ¿Cuáles son sus notas académicas?, ¿Quién es su pediatra?, ¿Es alérgico a algún alimento? Estas preguntas pueden ser de temáticas muy variadas relacionadas con la vida diaria de los hijos y pueden realizarse si el juez lo considera. Las respuestas a estas preguntas pueden ser decisivas para otorgar una custodia compartida o no.

 

¿Quién tiene derecho a recibir la pensión de alimentos?

La pensión alimenticia se recoge en el artículo 142 del Código Civil y se entiende como el pago que debe hacer uno de los cónyuges para cubrir lo indispensable para sustento, habitación vestido y asistencia médica. Comprende también la educación de los hijos mientras estos sean menores de edad.

Esta pensión alimenticia corresponde al menor, aunque la mayoría de edad no exime al cónyuge a realizar el pago de la pensión si el hijo sigue formándose y no cuenta con independencia económica.

Para determinar a quien le corresponde pagar y a quien le corresponde recibir la pensión alimenticia, se tienen en cuenta diferentes factores en función a aposición económica de cada uno. Aunque se determine una custodia compartida, muy probablemente se exija una pensión alimenticia a alguna de las partes si es necesario y el juez lo considera imprescindible para la crianza y manutención del menor.

 

¿A quien le corresponde el uso de la vivienda familiar?

Esta es otra de las cuestiones que se plantean en un divorcio contencioso. El uso de la vivienda familiar le corresponde al progenitor al que se le atribuye la patria potestad de los hijos. Se suele hacerse de esta manera para garantizar el bienestar de los menores y no causar trastorno por un cambio de vida radical tras el divorcio de sus padres. Aunque, en ocasiones el juez puede otorgar el uso de la vivienda familiar al cónyuge mas necesitado de esta, independientemente de la custodia de los hijos si los hubiera.

 

Hay preguntas y dudas que surgen en los procesos de divorcios contenciosos que no siguen una regla fija. Por ello hay que tratar cada caso de forma particular y solventar todos los problemas que pueden surgir poniéndose en manos de un abogado matrimonialista especializado en Derecho Civil.

Días de baja laboral por accidentes de tráfico

Cuando circulamos con un vehículo, siempre estamos expuestos a sufrir accidentes de tráfico. Muchas veces estos son inevitables por diversas circunstancias. Es posible que, tras sufrir un accidente de tráfico, los daños hayan sido tales que necesites tratamiento, curación o rehabilitación además de pedir la baja laboral en tu puesto de trabajo.

La baja laboral se produce cuando la persona no se encuentre capacitada para desarrollar con normalidad su actividad laboral debido a una enfermedad o accidente, y necesite reposo domiciliario o asistencia sanitaria.

En este caso, vamos a centrarnos en la baja laboral por accidente de tráfico, ya que el proceso de solicitud y reclamaciones suele crear incertidumbre para el afectado y para la empresa.

Read moreDías de baja laboral por accidentes de tráfico

Diferencias entre Abuso y Agresión Sexual

abuso agresión sexual

Desgraciadamente, los delitos contra la libertad sexual son una realidad que recientemente se han vuelto a poner en el punto de mira por crear controversia entre la justicia y la sociedad. No es difícil encender la televisión o abrir un periódico para ver las noticias y encontrarse con un nuevo caso de delito contra la libertad sexual. Uno de los casos mas sonados ha sido el de “La Manada”, cuya sentencia ha sido resuelta casi dos años después del suceso, con una condena de 9 años a cada acusado por abusos sexuales, y absueltos por agresión sexual.

Este hecho a indignado a colectivos feministas y cientos de personas que se han manifestado en las calles de las ciudades españolas al considerar la sentencia injusta y poniendo en entredicho la Legislación y al juzgado, por ambiguos y deficientes.

Pero ¿Entendemos cuál es la diferencia entre abuso sexual y agresión sexual? Comúnmente y de forma errónea se han utilizados ambos términos como sinónimos, pero para nada lo son. Ambos son delitos tipificados contra la Libertad Sexual recogidos en el Título VIII del Código Penal, pero son diferentes por conductas y ante la Ley, y con penas muy dispares.

Read moreDiferencias entre Abuso y Agresión Sexual

Cómo denunciar el acoso escolar docente-alumno

acoso escolar profesor

Generalmente, cuando hablamos de bullying o acoso escolar creemos que únicamente se hacen referencia al maltrato que se produce entre iguales, es decir, entre alumnos. Pero ¿Y si el acoso se produce entre profesor y alumnos?, ¿podemos considerarlo también acoso escolar?  Vamos a entender como acoso escolar a todas aquellas vejaciones, humillaciones o insultos que se producen dentro del colegio ya sea entre alumnos o entre docente-alumno.

En este artículo vamos a centrarnos en el tipo de acoso escolar, que desgraciadamente sufren muchos escolares por parte de profesores. Muchos han sido los casos de denuncias por parte de padres de alumnos a por un maltrato dentro del centro educativo.

Read moreCómo denunciar el acoso escolar docente-alumno

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies