Diferencia entre injuria, calumnia y difamación

Tanto la injuria como la calumnia son delitos recogidos en el Código Penal como derechos que atentan contra el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen.

La legislación y la Constitución española recogen estos derechos fundamentales para proteger la dignidad de las personas. Esta dignidad personal se considera un bien jurídico con el que cuentan todos los ciudadanos por el hecho de ser seres humanos.

Por lo tanto, todas las acciones que atenten contra este derecho fundamental como el honor, la intimidad y la propia imagen serán considerados delitos regulados por el Código Penal, con sanciones de multa o cárcel en función de la gravedad.

En muchas ocasiones es difícil diferenciar un delito de difamación por injuria o calumnia. Sin embargo, su pena puede ser muy diferente. Por ello es importante estudiar a fondo el delito para comprender la naturaleza, a quien afecta y cuáles son las posibles penas pertinentes.

 

¿Qué es la injuria?

El delito de injuria está recogido dentro del artículo 208 del Código Penal Español y este la define como “la acción o expresión que lesiona la dignidad de una persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación”.

Es decir, se produce una injuria cuando una persona hace un juicio de valor contra otra, ofendiéndola y atacando su honor. Para que se considere delito, es suficiente con que el autor de dicha acción sepa que con su acción o acusación va a perjudicar a la otra persona. Se considerará una acción de dolo.

Las injurias pueden ser desde falsos juicios de valor, insultos, o palabras ofensivas y según su difusión pueden clasificarse en:

  • Injurias con publicidad: Se produce cuando la injuria es divulgada públicamente en algún tipo de medio. Supondría entonces un agravante con una pena de multa de entre 6 a 14 meses.
  • Injurias sin publicidad: La injuria no es divulgada públicamente. La pena de multa sería menor, de entre 3 a 7 meses.

Es muy frecuente que el derecho al honor, a la intimidad y la propia imagen entre en conflicto con el derecho a la libertad de expresión. El afectado de la acción puede alegar una injuria y el autor de la acción se puede defender por el derecho a la libertad de expresión. En ningún caso un derecho prevalece sobre otro y se decidirá en función a la gravedad de la acción por el poder judicial.

 

¿Qué es la calumnia?

El delito de calumnia está recogido dentro del artículo 205 de Código Penal y esta se define como “la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario deprecio hacia la verdad”.

Es decir, se considera un delito de calumnia cuando una persona señala a otra como responsable de un delito siendo el primero consciente de la falsedad de su acusación.

Podría considerarse a la calumnia como un tipo de injuria muy grave que atenta contra el derecho de una persona. La principal diferencia entre la injuria y la calumnia es que en esta última se acusa de una acción delictiva con la intención de crear daño a la otra persona.

Al igual que ocurre con la injuria, un agravante de este delito es la realización de dicha imputación del delito con publicidad. El alcance de dicha calumnia es relevante para la imposición de la pena y puede penarse con prisión de 6 meses a 2 años o pena de multa de 12 a 24 meses.

Si la calumnia no se ha divulgado, se puede penar con multa de 6 a 12 meses.

 

¿Qué es la difamación?

El término difamación no se recoge dentro del Código Penal, y a l contrario de la creencia popular, no es un tipo de delito diferente a la injuria o la calumnia.

De hecho, difamar no es otra cosa que desacreditar a alguien mediante información o acusaciones realizadas con dolo y que atenten al honor y a la buena fama de una persona. La difamación tiene como fin dañar a otra persona mediante una acusación, insulto o falsedad.

Por lo tanto, los delitos de difamación no son otros que la injuria y la calumnia, sí recogidos dentro del Código Penal con una definición y castigo propio.

 

¿Cómo se denuncia un delito de injuria o calumnia?

Para interponer una demanda por injuria o calumnia es necesario la presentación de una querella. Mediante la querella la persona denunciante deja por escrito aquellas acciones que han tentado contra su honor o fama para que caigan en conocimiento del juez.

Además de la querella criminal, es importante aportar todo tipo de pruebas contundentes que acrediten dichos delitos. Estas pruebas deben cumplir los requisitos exigidos por la ley para ser consideradas como tal habiéndose obtenido respetando los derechos del acusado. De lo contrario prevalecerá la presunción de inocencia.

Estas pruebas pueden ser desde publicaciones en redes sociales, emails, WhatsApps, conversaciones grabadas o escritos que consten con un certificado especial para considerarse como pruebas válidas.

Para la presentación de una querella es necesaria la participación de un procurador y un abogado Penalista especializado en delitos de injurias y calumnias. Tu abogado de confianza te guiará en este trámite y te ayudará a que tus pruebas de estos delitos se consideren pruebas fehacientes frente al tribunal.

 

Puntos de indemnización por secuelas de Cervicalgia

Cuando se produce una colisión entre dos automóviles, los daños físicos pueden ser muchos. Uno de los más comunes cuando se produce un impacto, generalmente entre el coche de atrás y el de delante, es el latigazo cervical o cervicalgia.

Puede ser un problema importante, pues generalmente los accidentados por este tipo de esguince cervical no se dan cuenta de ello en los minutos después del accidente “ha sido solo un susto”.

Sin embargo, el latigazo cervical suele ser muy común por pequeño que haya sido el choque entre los vehículos. El cuello está expuesto a un brusco movimiento si el coche o moto se para en seco o impacta repentinamente, ya sea por adelante o por detrás.

¿Qué es el latigazo cervical o cervicalgia?

La cervicalgia, esguince cervical o popularmente conocido como latigazo cervical es una lesión en los músculos y ligamentos que unen las vértebras cervicales debido una hipertensión o hiperflexión de la columna vertebral en la zona del cuello.

Este esguince se debe al brusco movimiento que hace el cuello en el momento del impacto sometiendo a la columna vertebral a una tensión excesiva que la daña y perjudica. Un movimiento rápido cómo el de un látigo.

La cervicalgia puede aparecer por hiperflexión o hiperextensión en función del tipo de impacto entre los vehículos.

Hiperflexión

Al frenar el coche bruscamente o tras el impacto con el coche de delante, nuestro cuello se somete a un movimiento de hiperflexión. Nuestra cabeza hará un rápido movimiento hacia delante, dando en el pecho y rebotando hacia atrás en el reposacabezas.

Hiperextensión:

Si nuestro vehículo es impactado por la parte trasera, el movimiento se invierte. Es decir, la cabeza por inercia irá hacia atrás rebotando contra el reposacabezas y haciendo un bruco movimiento hacia delante. Este movimiento de hiperextensión del cuello es el que suele provocar el esguince cervical en la mayoría de los casos.

Si en el accidente de tráfico se ven implicados más de dos vehículos, y el choche se produce tanto por adelante como por atrás, podemos someter a nuestro cuello a ambos movimientos (hiperextensión e hipertensión) cuyos problemas y secuelas cervicales serán mayor.

Síntomas de la cervicalgia

Como hemos comentado anteriormente el primer síntoma tras el impacto puede ser muy leve. Puede no notarse, o ser una ligera molestia en el cuello y hombros. Sin embargo, los síntomas del latigazo cervical no suelen aparecer antes de las 24 o 48 horas tras el accidente, a veces incluso más.

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor de cuello: General o en una zona localizada.
  • Contracturas musculares: tanto en las cervicales, hombros, espalda e incluso brazos.
  • Dificultad para mover el cuello: rigidez y dolor intenso al intentar girar la cabeza.
  • Dolores de cabeza: Puede ir acompañado de dificultades en la vista, mareos, vétigos e incluso náuseas.
  • Dificultades en la audición o tinnitus: Un zumbido constante en la cabeza y oídos.
  • Insomnio: dificultad para conciliar el sueño.
  • Ansiedad y depresión

Posibles secuelas de la cervicalgia

Una vez realizada la rehabilitación y trascurrido el periodo de reposo para la cervicalgia determinado por el médico especialista podrán aparecer secuelas en función a la gravedad del esguince cervical.

Estas posibles secuelas pueden ir desde la cervicalgia, síndrome postraumático cervical, aparición de artrosis o agravación de esta, limitaciones en la movilidad de la columna vertebral, e incluso hernia discal.

Por ello, aunque no suframos síntomas ni secuelas aparentes tras el accidente de coche o moto, es importante acudir al médico lo antes posible (antes de 72 horas).

La opinión médica, tu historial clínico y todos los informes médicos que se generen tras el accidente son clave para poder reclamar una indemnización por latigazo cervical y posibles secuelas.

Indemnización por cervicalgia según el Baremo de accidentes

En un artículo anterior de este blog sobre cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico ya te explicamos cómo se clasificaban los daños personales producidos por un accidente y su puntuación en el baremo:

Incapacidad permanente

Lesiones y trastornos permanentes. Factores que mayor puntúan dentro del baremos de accidentes.

Incapacidad temporal

En función a los daños y el periodo de rehabilitación. Pueden clasificarse en muy graves, graves, moderados y básicos. Puntuarán de mayor a menor respectivamente dentro del baremo.

Lo más habitual es que la cervicalgia se considere como una incapacidad temporal con daño moderado. Aunque irá en función de la gravedad del latigazo cervical y sus posibles secuelas. La indemnización por lo tanto dependerá de los días de baja laboral e incapacidad temporal que necesite el afectado para la rehabilitación.

¿Cómo puntúan las secuelas de la cervicalgia en el baremo?

La puntuación de las secuelas dentro de baremo dependerá de la gravedad de estas y la edad del afectado. Todas las secuelas por latigazo cervical tendrán una puntuación entre 1 y 8 puntos dentro de la tabla de valoración y se tendrá en cuenta siempre que un médico lo acredite y si persiste tras el tiempo de rehabilitación estipulado.

Para calcular y reclamar el importe de la indemnización del latigazo cervical y posibles secuelas es importante ponerse en manos de un abogado especialista en accidentes de tráfico. Déjese asesorar para que la cuantía de indemnización sea justa para su caso y no caer en posibles vacíos legales por parte de las aseguradoras.

Cómo calcular la plusvalía de un piso heredado

Recibir una herencia no es precisamente un camino de rosas. Normalmente todas las herencias de propiedades como viviendas o terrenos conllevan gastos y varios pagos por parte del heredero o legatario . Además de todo el papeleo y trámites que se deben llevar a cabo. El principal impuesto más popular en cuestiones de herencias es el impuesto de sucesiones, es que diferente en cada comunidad autónoma.

Sin embargo, este impuesto no es el único. Si en nuestra herencia recibimos bienes inmuebles, como un piso, una casa, un terreno o una finca existe el impuesto de Plusvalía Municipal por herencia.

 

¿Qué es la Plusvalía?

La Plusvalía Municipal, también conocida como Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) es un tipo de impuesto directo de carácter municipal que recae sobre las herencias inmuebles.

Este tipo de tributo impositivo es regulado por el ayuntamiento. Grava el aumento del valor de la vivienda o terreno que ha experimentado en los años desde su adquisición hasta su transmisión por herencia. Es decir, compensa al municipio donde se encuentre este inmueble por el beneficio obtenido por el heredero al obtener un bien cuyo valor ha aumentado desde el momento de su adquisición.

Por ejemplo, un terreno adquirido hace 40 años, ha sufrido un incremento de su valor desde el momento de su compra hasta su transmisión por herencia. Parte de incremento del valor es debido a factores externos ajenos al propietario, debido a las acciones urbanísticas. Por ello, este impuesto tan solo recae sobre bienes inmuebles en terrenos urbanos, quedando exentos de pago las propiedades rurales.

 

¿Quiénes han de pagar el impuesto de Plusvalía Municipal?

El impuesto de Plusvalía Municipal recae sobre los herederos de bienes inmuebles que se encuentren en terreno urbano.

La cantidad a abonar vendrá determinada por el ayuntamiento y será en función de los años que hayan transcurridos desde su adquisición hasta el fallecimiento del propietario. El número de años máximo que pueden tasarse son 20 años. Es decir, transcurridos 20 años desde la adquisición de la vivienda o terreno, este llega a su punto máximo de tasación. La cuota de la plusvalía se mantendrá igual durante los años posteriores sea cual sea el momento de la transmisión por herencia. El ayuntamiento tasa en función dentro de unos valores máximos o mínimos que según los años transcurridos puede ser de un 3 o un 3,5% de máxima.

El impuesto de Plusvalía también tiene presencia en acciones de compraventa de un inmueble. Si una vivienda cambia de propietario por adquisición por venta también ha de pagarse este impuesto correspondiente al incremento del valor de este bien. En este caso, el pago de dicho tributo recae sobre el vendedor. Debido a que va a beneficiarse con la venta del piso o terreno del aumento del valor de este.

 

¿Cómo calcular la plusvalía de un inmueble heredado?

El cálculo de la cantidad que se deberá pagar por la plusvalía te ayudará a ajustar tus cuentas y hacer previsiones. La cantidad a abonar dependerá del incremento del valor que haya sufrido la casa o el terreno, y en función a los años trascurridos desde la adquisición del propietario hasta su fallecimiento.

También dependerá del valor de la casa en el mercado inmobiliario. Es lógico pensar que, si el piso, casa o terreno tiene un valor elevado, el impuesto de plusvalía también lo será. Para calcular la plusvalía de un piso heredado se tiene en cuenta los siguientes valores:

  • En primer lugar, se toma como base el valor catastral del inmueble.
  • A este valor catastral se le suma el porcentaje del incremento del valor de la vivienda. Este porcentaje irá en función al índice anual del incremento del valor estipulado por el ayuntamiento.
  • Este porcentaje anual se multiplica por el número de años transcurridos desde la adquisición del propietario del inmueble hasta su fallecimiento y traspaso a su heredero. Este periodo no puede ser mayor a 20 años, pues llegado a este punto la cuota de plusvalía se considera máxima.

 

¿Se puede estar exento del pago de la plusvalía?

Los bienes inmuebles y terrenos que no se encuentren en zonas urbanas, están exentos del pago de este impuesto. Es el caso de las fincas rurales.

Sin embargo, podemos impedir el pago de la plusvalía municipal, aunque nuestra se encuentre en zona urbana si acreditamos que no se ha producido un incremento del valor del suelo.

Para ello es necesario un peritaje que acredite que el suelo no ha sufrido ningún aumento de su valor desde su adquisición hasta el momento del traspaso por herencia o venta. Si se obtiene esta acreditación se puede proceder a la demostración mediante un proceso administrativo de este hecho al ayuntamiento. Este debe aceptar el peritaje y el valor que consta en él informe sobre el valor del suelo del terreno o donde se encuentre la vivienda. Si es todo correcto, estaremos exentos del pago del impuesto de Plusvalía Municipal.

Además, si como heredero no está de acuerdo en el reparto de los bienes, puede iniciar un procedimiento para impugnar un testamento.

 

Pare este y otros temas relacionados con el Derecho Inmobiliario relacionado con cuestiones de herencias y testamentos, no dude en ponerse en manos de abogados especialistas en Derecho Civil que solucionen todas las dudas sobre este tipo de procesos.

Requisitos para un divorcio express

Una pareja puede formarse con la misma facilidad con la que puede separarse. De esto se dio cuenta la legislación española en el año 2005, incluyendo el divorcio express en el Código Civil en temas de separación y divorcio.

En nuestra sociedad, no es nada extraordinario que una pareja ponga fin a su matrimonio, ya sea de mutuo acuerdo o por un divorcio contencioso . Por ello, el divorcio exprés es una realidad cuyo fin es el de agilizar todo el proceso de divorcio.

¿Qué es el divorcio express?

El divorcio express es una forma para proceder a la disolución del matrimonio vigente en España desde el año 2005 con el objetivo de agilizar todo el proceso de divorcio.

Con el divorcio express, se intentan reducir el tiempo y los procesos para que la disolución del matrimonio se efectúe lo antes posible y se obtenga la sentencia judicial en un breve periodo de tiempo.

Remontándonos al año 1981, con la aprobación de la primera Ley de Divorcio vemos cómo esta Ley se quedó totalmente obsoleta. Estaba pensada para parejas cuyo último recurso era el divorcio y habían pasado al menos dos años de separación. Además, no se permitía la disolución del matrimonio antes de este periodo de dos años, aunque hubiera acuerdo entre ambos cónyuges.

Fue necesaria la incorporación de una nueva ley que permitiera un divorcio con un procedimiento mas ligero y rápido: El divorcio express.

 

¿Cuáles son los requisitos para el divorcio express?

Para poder optar por el divorcio express se deben cumplir una serie de requisitos imprescindibles:

Que hayan trascurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio hasta la demanda de divorcio

No importa la forma en la que se produjo el matrimonio, ya sea civil o por la iglesia. Existen excepciones en el plazo mínimo de tres meses. Puede solicitarse antes la solicitud de divorcio si existe un riesgo “para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio”. Además, no es necesario haber pasado por una separación previa, lo que facilita y economiza todos los procesos.

Debe haber mutuo acuerdo entre los cónyuges.

Este requisito es esencial para llevar a cabo un divorcio express. De no ser así, y haber discrepancias entre ambas partes, pasará a ser un divorcio contencioso, ya que se tienen que resolver temas comunes. Lo que implica más tiempo y dinero para la obtención de la sentencia de divorcio.

Es imprescindible presentar un Convenio Regulador

El Convenio Regulador es un documento sobre el acuerdo de ambas partes para la disolución del matrimonio demás de todos los aspectos del divorcio. Debe aclarar las siguientes medidas:

  • Cuidado de los hijos: La patria potestad y custodia de los menores. Así como el régimen de visitas y comunicación.
  • Reparto de los bienes: Liquidación del régimen económico del matrimonio.
  • Vivienda familiar: Se especifica a quién se le atribuye su uso o usufructo. Normalmente al cónyuge que conviva con los hijos menores de edad.
  • Pensión alimenticia: Pago correspondiente a uno de los cónyuges para el mantenimiento de los hijos.
  • Pensión compensatoria: En el caso de que fuera necesaria, para compensar la situación económica de uno de los cónyuges debido un empeoramiento de su economía derivada del divorcio.

 

¿Cuáles son los pasos para un divorcio express?

Ponernos en manos de un abogado

Lo primero que debemos hacer si se decide poner fin a al matrimonio es buscar a un abogado matrimonialista especializado en matrimonios y familias. Este nos guiará ya asesorará para que el divorcio express nos sea lo mas liviano y económico posible.

Una vez encontrado un abogado de confianza, se redacta de mutuo acuerdo entre ambos cónyuges el convenio regulador con todas las cláusulas explicadas en el apartado anterior.

Presentación de documentación

Para el proceso de divorcio se han de presentar una serie de documentos: Debemos obtener un poder notarial a favor del abogado. Se obtiene en el juzgado y podemos obtenerlo el mismo día de la citación. Además, se exigirán el certificado del matrimonio, del nacimiento de los hijos y de empadronamiento.

Presentación de la demanda de divorcio

Se presenta la demanda de divorcio junto al Convenio regulador redactado por el abogado y todos los documentos necesarios en los Juzgados de Primera Instancia.

Firma de la demanda

Una vez presentada la demanda de divorcio express, los cónyuges son citados en los juzgados para firmar la demanda. Suele tardar unas semanas a partir de la presentación de la demanda en función de la disponibilidad de los juzgados donde se presentó

Obtención de la sentencia final del Juez

Una vez firmada la demanda y el convenio regulador, el Juez se asegurará de que ninguna de las clausulas pactadas de mutuo acuerdo sean perjudiciales para alguno de los partes. Si todo está en orden, en un plazo aproximado de tres meses el Juez dictará la sentencia y disolución del matrimonio. Se entregará a cada cónyuge el testimonio de la sentencia firmado y sellado.

 

Piso en usufructo, derechos y deberes

El usufructo otorga el derecho al uso y disfrute de un bien ajeno, con obligación a su conservación y no alteración de este.

Normalmente, el usufructo suele ser muy habitual en las herencias. Ya que el usufructo permite a uno de los herederos poder disfrutar de los bienes sin ser el propietario. Por ejemplo, tras el fallecimiento de uno de los cónyuges de un matrimonio, se le concede el usufructo al otro cónyuge con el propósito de poder disfrutar de sus bienes aún no siendo el propietario.

Es usual, por ejemplo, la concesión del derecho de usufructo vitalicio de una vivienda a el/la viudo/viuda para que pueda seguir residiendo en su vivienda habitual. A pesar de que por ley, este inmueble pertenezca a los hijos tras el fallecimiento de su padre/madre.

El derecho del usufructo puede concederse con o sin testamento. Sin embargo, en testamento pueden concretarse algunas características particulares. Aparecen el usufructuario, persona a la que se le otorga el uso del bien sin ser propietario. Y el nudo propietario, dueño del bien sin el derecho de su uso.

Los usufructos pueden realizarse sobre diferentes cosas, como bienes inmuebles, acciones o participaciones en una sociedad. La clasificación más común de los usufructos es la de temporal y vitalicio. Considerándose un usufructo temporal aquel que se concede por un tiempo determinado, y vitalicio aquel que dura toda la vida del usufructuario. Este último es el mas común en cuestión de herencias y sucesiones.

¿Cuáles son los derechos y deberes del usufructo?

La concesión de un derecho por usufructo tiene muchas ventajas, ya que permite al usufructuario disfrutar de un bien, mueble o inmueble, sin ser el propietario. Sin embargo, este derecho conlleva derechos y deberes que se producen antes, durante y al finalizar el usufructo.

El Código Civil recoge que “Los derechos y las obligaciones del usufructuario serán los que determine el título constitutivo del usufructo”.

 

Derechos del usufructuario

  • Posesión, uso y disfrute del piso: El usufructuario tendrá el derecho a el uso de la vivienda y de todos los beneficios inherentes a este.
  • El usufructuario podrá disfrutar de la vivienda usufructuada, arrendarla, e incluso enajenarla por una suma de dinero, aunque sea un titulo gratuito.
  • Realización de mejoras: el usufructuario podrá hacer en el piso usufructuado las mejoras útiles o de recreo que crea conveniente, siempre y cuando no altere su forma o sustancia.

 

Deberes del usufructuario

En primer lugar, y antes de poder hacer uso de los bienes, el usufructuario está obligado a:

  • A formar junto al propietario o su representante, un inventario de todos los bienes, describiendo el estado del inmueble y haciendo una tasación de los muebles. Con fin de presentar una garantía del estado de estos que garantice las responsabilidades frente a deterioro o pérdida de alguno de estos.
  • A prestar fianza, comprometiéndose a cumplir las obligaciones que le correspondan según esta sección.

Durante el usufructo, el usufructuario deberá cumplir con algunas obligaciones, referentes al estado y conservación de muebles e inmuebles. Se recogen las reparaciones ordinarias y extraordinarias:

  • Las reparaciones ordinarias son aquellas necesarias debido al deterioro por un uso normal de las cosas. Si el usufructuario se niega a hacer frente a estas reparaciones, el propietario podrá realizarlas posteriormente a cargo del usufructuario.
  • El usufructuario está obligado a avisar al propietario de las posibles reparaciones extraordinarias. Estas correrán a cargo del propietario, y este tendrá derecho a exigir al usufructuario el interés legal de la cantidad invertida en las reparaciones mientras dure este usufructo.
  • Pagar las cargas y contribuciones. Durante el tiempo que dure el usufructo, el usufructuario deberá hacerse cargo de las contribuciones anuales y del pago de las cargas.
  • Poner en conocimiento al propietario sobre los posibles daños causantes de un tercero del que se tenga conocimiento. Si no lo hiciera, el usufructuario responderá como su los hubiera ocasionado él.

Una vez terminado el usufructo, el usufructuario entregará al propietario el piso, salvo el derecho de retención que compete al usufructuario o a sus herederos por los desembolsos que deban ser reintegrados.

 

Derechos y deberes del nudo propietario

El propietario, a pesar de no poder hacer uso de la vivienda, sigue manteniendo algunos derechos y obligaciones por ser propietario.

  • Aunque sea otra persona quien tenga el uso del piso, este podrá enajenarlo, siempre que no perjudique al usufructuario y no cambie la forma ni sustancia del inmueble.
  • Podrá hacer obras y mejoras siempre y cuando no disminuyan el valor del usufructo y no perjudique al usufructuado. Además, correrán de su cuenta todas las reparaciones extraordinarias que deban realizarse si el usufructuario lo comunica.
  • Como propietario de la vivienda, podrá inspeccionar la acción del usufructuario sin causar molestias, a fin de asegurar el buen mantenimiento del piso.

Para todos estos temas relativos al derecho inmobiliario, y muy usualmente relacionado con herencias y testamentos, póngase en manos de un abogado especialista en Derecho Civil que te guíe y asesore en el procedimiento de usufructo de una vivienda.

 

Cuáles son las razones para impugnar un testamento

En la lectura de un testamento y reparto de una herencia, puede darse el caso de que uno o varios herederos se vean desfavorecidos del resto. Si un heredero considera que un testamento lo vulnera y lo perjudica puede llevar a cabo un proceso de impugnación del testamento.

Aunque este trámite no es nada fácil, costoso por tiempo y dinero, es totalmente posible. Las personas que suelen optar por esta vía tras su desacuerdo con un testamento, suelen ser hijos, cónyuges o cualquier otro familiar o amigo del fallecido que aparecen en el testamento y que no están de acuerdo o lo encuentran erróneo.

La impugnación puede ser total, de todo el testamento, si, por ejemplo, un hijo ha sido desheredado de forma injustificada, o bien porque considera que el reparto de bienes no ha sido equitativo. Puede solicitar una impugnación parcial del testamento si considera que hay errores que deben ser corregidos.

Para proceder con la impugnación de un testamento, se deben tener en cuenta una serie de consideraciones y tener claro cuáles son las posibles razones para impugnar un testamento.

 

Razones para impugnar un testamento

El Código Civil Español recoge una serie de situaciones por las que el testamento podría impugnarse y considerarse nulo:

Incapacidad mental

El artículo 664 del código Civil recoge como una de las razones para anular un testamento si el testador no se encontraba capacitado mentalmente y en plenas facultades mentales como para realizar el testamento. Suele ser el caso mas habitual para impugnar un testamento. Testamentos que favorecen herederos y perjudican a otros, o bienes otorgados a personas ajenas a la familia por un testador que no se encontraba capacitado.

Aunque es difícil de demostrar, ya que se debe evidenciar que la incapacidad del testador en el momento de la redacción del testamento y reparto de los bienes era grave.

Coacción o fraude

El Código Civil recoge en el artículo 673 que un testamento puede considerarse nulo si el testador ha aceptado dicho documento en situación de violencia, dolo o fraude. Si el fallecido realizó el testamento bajo coacción o intimidación sin la posibilidad de elegir libremente. Además, podría impugnarse un testamento si el testador lo formó siendo engañado alegando que se trataba de otro tipo de documento.

Ejecución del testamento

Para que un testamento sea válido, se deben cumplir una serie de requisitos conforme a las leyes vigentes. Un heredero puede impugnar un testamento si considera que este no cumple con los requisitos para considerarlo válido.

No se respeten las cuotas de la legítima

El artículo 815 del Código Civil que contempla a los llamados herederos forzosos. Aquellos herederos que por ley heredan una parte mínima de los bienes del testador obligatoriamente. Estos herederos suelen ser hijos, descendientes o cónyuges de viudedad a los que no se les puede desheredar de forma total y deben recibir una parte de forma obligatoria (la llamada legítima). Puede impugnarse un testamento si uno de estos herederos forzosos recibe una cuota menor a la que le correspondería por la legítima establecida por ley.

 

¿Quién puede impugnar un testamento?

Tan solo puede iniciar un proceso de impugnación de un testamento un heredero o legatario que se consideren desfavorecido en el testamento final en comparación a un testamento redactado anteriormente. Entendiendo la diferencia entre heredero y legatario.

 

Cómo impugnar un testamento

Una impugnación de un testamento es un proceso complicado por tiempo y dinero. Solo podrá iniciar este proceso si tiene una razón valida de las nombradas anteriormente para hacerlo.

Si es así, diríjase a los Juzgados de Primera instancia del lugar donde falleció el testador y presentar una queja formal u objeción. Deberá además presentar la demanda en el mismo lugar y realizar una notificación a todos lo herederos y legatarios que aparecen en el testamento, así como en notario o jurista que redactó el testamento junto al testador.

Una vez presentada la demanda, el tribunal convocará una audiencia previa en un plazo de 20 días para llegar a un acuerdo sin la necesidad de celebrar un juicio. Si el acuerdo no ha sido posible, se convocará un juicio.

En la celebración del juicio por deberá exponer aquellos motivos por los cuales se está impugnando el testamento, así como presentar todos los documentos y pruebas que han derivado desde el inicio del procedimiento. El juez considerará en una sentencia final si la impugnación del testamento se ha logrado con éxito o no.

 

Para realizar este proceso y te aseguro que hay suficientes razones para impugnar un testamento, es necesario el apoyo de un abogado especialista en Derecho Civil que sepa guiar y actuar frente a problemas que puedan plantearse por herencias y testamentos.

Diferencia entre Heredero y Legatario

A la hora de redactar un testamento, debemos tener muy en cuenta de qué forma se instituye a la persona que se le van a dejar todos o parte de los bienes. De la misma manera, a la hora de la lectura de un testamento, debemos tener claro qué titularidad nos ha otorgado el testador, es decir, la persona que ha fallecido y que ha redactado un testamento para el reparto de sus bienes.

Dos de las titularidades mas comunes, y que en muchas ocasiones se confunden, es el de heredero y el legatario. Ambos son sucesores del testamento, pero los efectos económicos y personales son distintos en ambos casos. Entonces, ¿Cuáles son las diferencias entre el heredero y el legatario en un testamento?

 

El Código Civil Español dice: “llámase heredero al que sucede a título universal y legatario al que sucede a título particular”.

 

¿Qué es un heredero?

El heredero es aquella persona que sucede a título universal, de forma jurídica y económica al fallecido. Debe hacerse cargo de todos su bienes y obligaciones que no expiren tras el fallecimiento. El heredero puede ser designado por el testador o no, es decir, habrá heredero de los bienes y obligaciones del difunto, aunque no se haya redactado testamento.

Al ser sucesor del testador, el heredero lo es tanto para lo bueno (recibiendo los bienes y derechos), como para lo malo (haciendo frente a deudas y obligaciones). El heredero tendrá que hacer frente a las deudas, incluso con sus propios bienes, a no ser que acepte la herencia a beneficio de inventario.

Los herederos pueden ser varios. Por ejemplo, el testador que nombra a sus dos hijos como herederos por partes iguales (cada uno de los hermanos serían coherederos). La posición de heredero puede provenir de la ley. Si el difunto, no hubiera redactado testamento antes de su muerte, de igual manera habría herederos, muy probablemente sus dos hijos por partes iguales.

Los herederos adquirirán las posesiones de los bienes una vez realizada la lectura del testamento y tras la aceptación y realizada la partición equitativa de la herencia. Sólo podrá disfrutar de los bienes una vez los haya aceptado. Sin embargo, no necesitan autorización para tomar posesión de los bienes recibidos.

El heredero no puede renunciar a la herencia parcialmente, es decir, no puede aceptar tan solo una parte de los bienes que mas le convengan.

 

¿Qué es un legatario?

El legatario es la persona nombrada por el testador para que lo suceda a título particular. Es decir, solo recibe uno o varios bienes determinados de la herencia especificados por el fallecido y especificado en el testamento. Por ejemplo, un abuelo a deja a su nieto uno de sus bienes específicos, por ejemplo, su coche.

A diferencia del heredero, no puede ser designado por la ley, y tan solo el testador puede nombrarlo. El legatario no responde con su patrimonio ante las deudas e impagos, posibles cargas del testador, como sí lo haría un heredero. A excepción de que al legatario se le atribuya una carga completa por haberse repartido toda la herencia en legados.

El legatario adquiere los bienes de su legado desde que fallece el testador. Sien embargo, no puede proceder a su uso hasta que el heredero se los entrega, a no ser que el testador especifique en el testamento que esta entrega no sea necesaria.

El legatario, a diferencia del heredero, sí puede aceptar parcialmente su legado. Puede aceptar unos bienes y rechazar otros, a no ser que sea obligado a hacer algo para poder disfrutar de uno de los bienes (Bienes onerosos). En este caso o acepta la totalidad de los bienes del legado o renuncia a todos.

Si a una misma persona se le nombra heredera y legataria en un testamento, esta podría renunciar a una y aceptar la otra. Por ejemplo, podría rechazar la herencia y aceptar el legado si esto le es mas conveniente. Puede ser que alguno de los bienes de la herencia conlleve cargas económicas.

 

Una característica común a ambas titularidades es que tanto el heredero como el legatario deben abonar el Impuesto de Sucesiones, y pagar la cantidad que le corresponda por los bienes de su herencia o legado.

 

Para estas personas que quieran hacer un reparto equitativo de sus bienes, y para aquellas personas que, tras el fallecimiento de un familiar no sepan como actuar y qué derechos y obligaciones se les atribuyen en el testamento, deben consultar con un abogado profesional en Derecho Civil. Este abogado especializado en herencias y testamentos te guiará y resolverá todas tus dudas durante el procedimiento. Además, si no estás de acuerdo con el reparto de los bienes, el abogado especialista te asesorará en las razones para impugnar un testamento.

Diferencia entre custodia y patria potestad

Cuando una pareja decide separarse o divorciarse, se comienza un proceso donde las dudas pueden surgir debido a la terminología jurídica tan específica que se utiliza. Por ejemplo, la vía por la que se llevará el proceso de divorcio, en qué se diferencia un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso.

En este caso, vamos a centrarnos en dos conceptos que deben quedar completamente claro para todo abogado matrimonialista y de familia y para cada miembro de la pareja. Vamos a explicar dos términos que a menudo suelen ser confundidos, pero que su bien entendimiento es esencial para un buen desarrollo de un divorcio de parejas con hijos. Cuál es la diferencia entre guardia y custodia, y patria potestad.

Ambos términos están recogidos en el Código Civil, a fin de que los menores queden totalmente protegidos, se vele por su seguridad, crianza y mantengan una relación equitativa y justa con sus padres.

 

¿Qué es la patria potestad?

La Patria Potestad comprende una serie de derechos y obligaciones de los padres con sus hijos menores de edad, no emancipados. Estos deberes deben asegurar a los hijos una buena protección, educación, alimentación, salud, vivienda…por parte de ambos progenitores.

Además de derechos de cada progenitor de recibir información relativa al desarrollo escolar del hijo o su salud. En muchas ocasiones ambos deben ponerse de acuerdo en cuestiones de crianza como el colegio al que asistirá, hospitales y tratamientos médicos, etc.

La Patria potestad la ejercerán ambas partes por igual, por el hecho de ser padre o madre de un menor, y su obligación de asegurar un buen desarrollo y manutención hasta que el hijo sea mayor de edad. Tan solo podrá ejercer la patria potestad uno solo de los progenitores con el consentimiento del otro. Este acuerdo sobre la patria potestad de los hijos se recoge en el artículo 156 del Código Civil.

Puede ocurrir que uno de los progenitores esté en desacuerdo de que la otra parte también pueda y deba ejercer la patria potestad sobre sus hijos. En estos casos, solo un juez puede decidir si uno de los progenitores no cumple con sus deberes y obligaciones como padre o madre y no está capacitado para ejercerla.

En estos casos, y habiendo descartado la vía del diálogo, uno de los progenitores podrá acudir a un juzgado. El juez escuchará a ambas partes, y al hijo si es mayor de 12 años, para determinar una privación de la patria potestad total o parcial a alguno de los padres si el juez lo considera.

 

¿Qué es la guardia y custodia?

El término de guardia y custodia comprende por el cuidado cotidiano de los menores. Se otorga a la persona que viva, cuide y asista a los hijos la mayor parte del tiempo. El progenitor que tenga la guardia y custodia de los hijos será la persona que se encargue de sus cuidados, protección, educación, salud, alimentación etc. Siempre teniendo en cuenta la patria potestad del otro progenitor.

La guardia y custodia, a diferencia de la patria potestad, es discutida en el proceso de divorcio, ya que determinará muchos aspectos de la vida de los hijos. Es un derecho mucho mas específico que la patria potestad, ya que supone la decisión de cuestiones del día a día.

La guardia y custodia de los hijos de puede atribuir a una sola persona (monoparental), compartida entre ambos progenitores o a una tercera persona. La custodia compartida suele ser una de las opciones mas comunes en los procesos de divorcios actualmente, siempre y cuando esto sea lo mejor para el menor.

¿Cómo se decide la guardia y custodia de los niños?

A la hora de decidir qué progenitor tiene la guardia y custodia de los hijos, se tienen en cuenta diferentes aspectos en función de las características del núcleo familiar. Siempre se sigue, la máxima de proteger a los menores y optar por la opción que mas les favorezca.

Se tienen en cuenta el interés de los menores, la edad de estos, lugar de residencia de cada progenitor y sus condiciones, el principio de no separar a los hermanos, rentas de cada progenitor, tiempo del que dispone cada uno para la educación y crianza de los hijos, entre otras muchas cuestiones que pueden ser diferentes en cada familia.

Se tiene también en cuenta la preferencia del menor, y será preguntado por el juez y este tiene la consciencia suficiente para hacerlo. Para determinar la guardia y custodia se interrogará también a cada progenitor con una serie de preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso.

Como hemos comentado anteriormente, la custodia compartida suele ser una opción habitual, siempre y cuando se considere que ambos progenitores están igualmente capacitados para crianza de los hijos, y para crear un ambiente familiar agradable. En este caso, los hijos permanecerán con el progenitor un periodo de tiempo determinado que tendrá la guardia y custodia hasta que vuelvan a pasar el siguiente periodo de tiempo con el otro progenitor.

Para estas y otras cuestiones derivadas del Derecho Civil, póngase en manos de un abogado especialista en matrimonios y familias que mire siempre por su seguridad y la de sus hijos.

Cómo saber si mi hipoteca está titulizada

Photo de Negocios creado por freepik

En España, la compra de vivienda siempre ha estado a la orden del día. Actualmente sigue siendo uno de los países de la Unión Europea con mayor número de propietarios. Alrededor del 80% de las familias españolas residen en una vivienda en propiedad.

Parece que el sentido de pertenencia gusta en nuestro país, mucho mas que el alquiler. Pero, para poder comprar una vivienda solemos solicitar un préstamo hipotecario a nuestro banco “de confianza”. No hay recién hipotecado que se preste que no haya hecho la típica broma de “el piso aún no es mío, es del banco” creyendo tener toda la razón del mundo. Pues esta broma tan popular quizás no sea del todo cierta.

Y es que, aunque sea al banco al que estés pagando cada cuota de la hipoteca todos los meses, puede ser que este no sea el que reciba el dinero. Puede ser que tu hipoteca ya no esté en tu banco, como hemos dicho “de confianza” y esté en una oficina o entidad de cualquier otra parte del mundo y tú sin enterarte. ¿Por qué puede deberse esto si ha sido al banco al que has solicitado la hipoteca?, pues puede ser que el banco haya vendido la hipoteca y ahora esté titulizada.

¿Qué es una hipoteca titulizada?

La titulación es una clausula presente dentro del contrato hipotecario que permite a la entidad bancaria el cambio de titularidad sin necesidad alguna de avisar al prestatario. Con esta cláusula, el banco puede vender la deuda de la hipoteca a terceros, generalmente a Fondos de Titulación Hipotecaria (HHT), para adquirir liquidez.

El banco que concedió originariamente la hipoteca deja de ser acreedor para convertirse en un mero intermediario entre el deudor y el Fondo de Titulación Hipotecaria, que es ahora quien tiene la titularidad de la hipoteca, un nuevo acreedor. El Fondo de Titulación Hipotecaria emiten bonos o títulos que venden el mercado Financiero y que puede adquirir cualquier entidad del mundo. Por eso, aunque hayas solicitado la hipoteca en la sucursal del banco que hay al final de la calle de tu ciudad, puede que la titularidad de tu hipoteca pertenezca a una entidad en Rusia, Estados Unidos o Alemania, por ejemplo.

¿Por qué mi hipoteca está titulizada?

Te preguntarás que por qué la titularidad de la hipoteca ya pertenece a tu banco, sino a otra entidad que desconoces totalmente. ¿Cómo ha podido ocurrir esto?

El banco, a fin de conseguir liquidez ha reunido una serie de hipotecas que decide vender emitiendo bonos a Fondos de Inversión Hipotecaria. De esta manera, la entidad bancaria donde se solicitó la hipoteca recupera la inversión inicial y no tiene que esperar los X años que puede durar la hipoteca para recuperar el dinero. De esta manera obtiene liquidez para otras operaciones o inversiones y se deshace del riesgo del riesgo al que se había expuesto al conceder la hipoteca.

Esta práctica ha sido muy frecuente entre los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria (entre el 2000 y el 2007).

¿Cómo puedo saber si mi hipoteca está titulizada?

Parece que, según la normativa actual, la entidad bancaria no está obligada a informar a al prestatario de la venta de su hipoteca y cambio de titularidad. Conocer si una hipoteca ha sido titulizada es un proceso muy complejo para el usuario.

La primera acción que podemos llevar a acabo es la de preguntar al banco donde se concedió la hipoteca, aunque estos no suelen colaborar y no suelen contestar, ya que no están obligados.

Podemos recurrir entonces a la vía judicial a fin de que el banco muestre sus Registros Especiales Contables. Aunque esto no suele suceder, ya que como ocurre con la primera opción el banco no está obligado a hacerlo y no suelen colaborar.

Otra opción sería la de intentar buscar esta información mediante la Comisión Nacional de Mercado de Valores. Podemos acceder a su página web y realizar una búsqueda, aunque sele ser muy complejo.

¿Puedo vender mi hipoteca si está titulizada?

La situación de titulación de la hipoteca no afecta a las condiciones firmadas en el contrato de la hipoteca y las obligaciones del prestatario siguen siendo las mismas. Por lo tanto, este puede vender siempre que quiera si las condiciones de su hipoteca se lo permiten.

Sin embargo, si el usuario no podrá renegociar la hipoteca, o le será muy complejo pues deberá ponerse en contacto con el nuevo acreedor ya que el banco ya no puede tomar la decisión de modificación.

¿Qué pasa si dejo de pagar mi hipoteca titulizada?

Si el usuario deja de pagar las cuotas de la hipoteca, el banco no puede iniciar un proceso de ejecución, subasta o desahucio si la hipoteca está titulizada. La entidad bancaria ya no es el dueño del préstamo, y no puede iniciar este proceso. Además, si el titular de la hipoteca es el Fondo de Titulación, no tiene personalidad jurídica para ejecutar el desahucio. Por lo tanto, un inmueble con hipoteca titulizada no es embargable por el banco donde se solicitó.

Para este y otros temas derivados del Derecho Inmobiliario como las cláusulas suelo de las hipotecas ponte en manos de abogados especialistas en Derecho Civil.

¿Qué es un contrato de arras?

La compra o la venta de un inmueble es una situación cotidiana por la que la mayoría de las personas hemos pasado o haremos en un futuro. Tenemos la necesidad de residir en un inmueble, y en muchas ocasiones deshacernos de él, porque nuestras necesidades han cambiado y buscamos otro hogar mas acorde a una nueva forma de vida.

Si estas pensado en comprar un inmueble o has decidido venderlo, el contrato de arras puede ser una buena solución para ti. ¿Aún no sabes para que consiste este contrato en derecho inmobiliario? Atento a este post donde te vamos a explicar sus usos y tipos.

Read more¿Qué es un contrato de arras?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies